Palabras de Fin de Máster

03/07/2017

Mientras estaba esperando mi turno para dar las palabras del fin del master me di cuenta de lo cómoda que me sentía en esta mesa con mi grupo, era la primera vez que me sentía en casa, yo que tenía tanta resistencia a permanecer y quedarme en un lugar, yo que fui la gran viajera durante años, me di cuenta que esta vez quería quedarme.   En ese momento sentía tanta confianza que por un momento olvidé que soy mexicana, seguramente este es mi sueño, llegar a este nivel de intimidad más allá de nacionalidad, sexo, religión, miedos o cualquier situación que nos aleje de nosotros y de los otros seres.  Recuerdo mi primera sesión de introducción al master, en donde yo insistía en irme, y Pepe me dijo, que no te irás a ningún lado, pareciera que ya supiera el final de esa bonita historia, pareciera que un mágico final ya estaba escrito.

Hoy llega el fin de este precioso master,  pero a diferencia de otras ocasiones, sé que este grupo permanecerá, y decidido quedarme, ustedes son los compañeros de vida que me gustaría ver en mi boda o en el nacimiento de mis hijos, ó tal vez en las pruebas grises de la vida.  Los visualizo acompañándome en la alegría o en mi tristeza como siempre lo han hecho o reconfortándome cuando necesito la fuerza del amor para seguir adelante.

En mi mente vienen imágenes de nuestros momentos compartidos, el más común nuestros miedos expuestos, pero hay una que está muy presente y es ver el alma expuesta consolada por un grupo y contenida.   Yo ahora comprendo lo que significa confiar, nosotros como grupo fuimos unas esferitas, que nos integramos a unas esferas mayores, mismas que se entregan a unas esferas más grandes, es así como en total confianza yo sabía que estábamos protegidos en Buitrago y que la magia reparadora nos llevaría adelante.

Hoy estando aquí, me he dado cuenta que sigo reparándome o “fixing me”, quiero compartirles que en mi afán de descontarme y siempre ceder mi lugar, yo no tuve la oportunidad de graduarme con mi grupo en la Universidad, y hoy estoy aquí hablando con ustedes y disfrutando cada momento.  Recuerdo cuando uno de mis compis del grupo me propuso para hablar y luego con un especial respeto me cuidaron durante el proceso, había una sensibilidad que pareciera que supieran que necesitaba este momento para terminar de integrarme y repararme.

Hoy volteo y los veo tan bonitos, tan hermosos, tan valientes, tan solidarios, tan comprometidos, que no puedo evitar recordar nuestra primera foto y vernos hoy tan llenos de luz.  Solo hasta el final de este camino pudimos ver como las perlitas del camino se unieron en su totalidad, todo tuvo sentido.

Hoy deseo para cada uno de ustedes amor, nobleza, pureza, gozo, valentía y todo lo más hermoso, pero sobre todo  les deseo una feliz vida, y que este viaje sea tan placentero que el día en que cerremos los ojos lo hagamos en el estado en el que estamos hoy, totalmente plenos y radiantes.

Gracias a cada uno de ustedes por acompañarme, aceptarme y amarme incondicionalmente, ustedes fueron mi fuerza y mi inspiración, gracias por no dejarme caer… Gracias por acompañarnos en este proceso.


Libia Thalia Romo Badillo

2 Respuestas

  1. Gema dice:

    Gracias compañera! Ha sabido plasmar en palabras e imágenes el sentir grupal, el máster finaliza pero queda el recuerdo de algo maravilloso. Gracias por estar y ser en esta aventura!

  2. Susana Hortigüela Rey dice:

    Thalia, compañeros/as. Es verdad que hay que ser muy valiente para atreverse a mirarse a uno mismo sin engaños, con la intención de resolver nuestros propios conflictos más profundos, descubrir y desarrollar nuestras cualidades, dones o talentos que también tenemos, y llegar a una comprensión más clara y completa sobre nosotros/as mismos/as, sobre los demás, sobre la naturaleza humana.
    Además, hemos aprendido el arte de ayudar los demás, respetando el espacio y tiempos de cada uno/a, tarea nada fácil.
    Gracias Thalia por tan bellas palabras y por abrirnos tu corazón. Todos/as hemos formado parte de este gran corazón llamado “ameba”, lo hemos construido con mucho mimo, atención y dedicación.
    Ahora toca una nueva etapa que seguro no será exenta de desafíos.
    Mucha suerte merecida compañeros/as.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies