Las diferentes maneras de transmitir una idea en terapia

05/11/2011

jose zurita

José Zurita

Hola a tod@s:

En nuestra sala de terapia, cuando estamos frente a nuestro paciente, muchas veces necesitamos explicar un concepto y con toda nuestra mejor intención le hablamos y pretendemos que lo entienda.   Pero … a veces, frente a nosotros no está el Adulto capaz de comprender, sino un niño asustado al que las palabras que buscan explicar la idea no le llegan bien o le confunden, con  lo que el problema se hace un poquito más grande.

Una de las necesidades del terapeuta es tener una estructura profesional que le permita saber qué está pasando en cada momento de la sesión, quién está sentado en frente y cuál es su Estado del Yo, qué está sintiendo y en qué situación cognitiva se encuentra para encajar nuestra siguiente intervención. Y esto, no es nada fácil.

Cuando detectamos alguna dificultad cognitiva, lo mas conveniente será hacer llegar el mensaje a quien está frente a nosotros  a través de otra vía, que no requiera la disponibilidad adulta. Existen alguna opciones válidas que a mi me parecen de verdadera utilidad en terapia.

Ilustraciones, anécdotas, cuentos, metáforas, ejemplos, historias o narraciones son algunas de estas posibilidades de las que podemos recibir ayuda en nuestra misión de ayudar al paciente a cambiar.

Dependiendo del momento, del paciente, de su estado y del mío, del concepto a transmitir…, usaré una u otra forma de comunicación para conseguir que esta llegue a su destino. Después deberé comprobar si efectivamente a llegado, y en un tiempo comprobaré si dio resultado.

Después de 25 años como psicoterapeuta, he ido atesorando muchos conceptos realmente importantes que quiero transmitir a mis pacientes para que cada uno pueda entender claramente cómo es una parte de su proceso terapéutico. Algunos de ellos irán en forma de ilustración, es decir crear literal o metafóricamente una imagen comprensible y asimilable por el paciente. Mi función será que en su mente se vaya configurando una imagen que le encaje, y pase a ser una base para su proceso de cambio.

A veces yo le haré un dibujo, otras se lo iré describiendo para que él se lo imagine, en ocasiones le diré: “imagínate un …..” y así en su cabeza se irá formando el cuadro necesario para dar el paso requerido. Y lo mismo que la tecnología avanza, a veces no se trata de conseguir que se forme una imagen en su cabeza, sino un vídeo. Haré una referencia a que la foto es un instante en el tiempo, y que un vídeo representa el continúo en el proceso, cuando interese remarcar el efecto del tiempo en la idea a transmitir.

Uno de los pilares de nuestra profesión al margen de la formación, práctica profesional, supervisión, psicoterapia personal, ….es la experiencia de vida, que va a ser muy importante en cada sesión de terapia que afrontemos en nuestro desarrollo profesional.

De nuestra propia experiencia de vida y profesional, iremos entresacando multitud de anécdotas que ayudarán a ilustrar a nuestro paciente una idea determinada. Además, el usar material personal reforzará el vínculo y estimulará la confianza en la relación terapéutica.

Muchas veces sacaremos algún fragmento de la historia de un antiguo paciente, y con sumo cuidado para no facilitar la identificación del mismo, iremos explicando, apoyándonos en su historia, el paso de cambio o el tramo del proceso que nos interesa mostrar.

Una de las cosas que habitualmente les cuento a mis pacientes, buscando mostrar la importancia que tiene cada paso de nuestra vida, es mi experiencia cuando era estudiante como profesor de medicina a estudiantes de auxiliar de clínica, que además de permitir mantener a mi familia nada mas casarme, me hizo un verdadero experto en explicar conceptos médicos complejos a estudiantes que contaban solo con estudios primarios. Este aprendizaje fue estupendo para mi posterior trabajo como psicoterapeuta, y las necesarias explicaciones a los pacientes de “cómo funcionamos” tanto psíquica y como anímicamente.

En terapia de grupo podemos utilizar una narración o cualquier intervención explicativa con un paciente, y que el destinatario efectivo sea otro miembro del grupo que está simplemente escuchando y al que le puede llegar el mensaje indirectamente. Así podrá cogerlo y si quiere, hacerlo suyo para que la idea nazca dentro de él. Seguro que es mucho mas poderoso para el cambio.

Existen por tanto multitud de posibilidades para hacerle llegar una idea a nuestro paciente, deberemos estar plenamente atentos  para utilizar una u otra y que el mensaje llegue a su destino con éxito.

Espero que os guste el BONDING de este mes y lo difundáis entre vuestros amigos y colegas (animarles a suscribirse y así les llegará cada mes), ya sabéis que estamos permanentemente en www.bonding.es.

Un abrazo para tod@s,

José Zurita

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies