Juicio de valor-arme

01/03/2017

Un juicio de valor

Cuando hacemos un juicio de valor, catalogamos a una persona, idea, situación basándonos en nuestras creencias, forma de vida, pensamientos, sentimientos (1). Nos sirve en ocasiones para tomar mejores decisiones y en otras, puede convertirse en un obstáculo de nuestro crecimiento.

Desde hace más de dos años, comencé un camino de integración de las herramientas que me ha dado el formarme como counsellor humanista integrativa en mi labor como consultora en imagen pública y comunicación corporativa.

Actualmente, con muchos de mis clientes de imagen pública, llevo a cabo sesiones de counselling profesional. Exploramos las dificultades que pueden estar experimentando en su área laboral aplicando el marco básico del no juicio, empatía, poniendo especial atención a los sentimientos y su expresión y centrándonos en lo que sucede aquí y ahora.(2)

El incorporar estas herramientas en la investigación inicial, me ayudó a reformular el proceso de una simple obtención de información, de un cuestionario a seguir, a un conocimiento integral de la persona con la que trabajo. La relación y el trabajo se basa en los tres pilares básicos de la relación terapéutica: aceptación, congruencia y empatía(3), por lo que es sumamente respetuosa y genera un vínculo desde el cual podemos trabajar.

Hoy quiero compartir una técnica de trabajo que creo puede tener relevancia para otros profesionales de corriente Humanista Integrativa, pues ilustra un ejercicio de visualización que resultó interesante y efectivo.

La persona con la que llevé a cabo este trabajo, es un joven profesional del sector financiero, emprendedor desde hace 3 años, con todo el potencial para ser exitoso en lo personal y en lo profesional; pero con muchos problemas para presentarse ante sus clientes como experto en su ramo, comenzar a dar pasos en su camino profesional y sentirse capaz de ser exitoso.

En el momento de la sesión en la que ideamos el ejercicio, estábamos trabajando para hacer cambios en los textos de su página web que le ayudarían a comunicar un perfil claro de su experiencia y diferenciarse del resto a través de la identificación de aquellas áreas en las que él es realmente experto.

Co-creamos este ejercicio de visualización

El trabajo que hemos llevado a cabo juntos hasta ahora, nos ha dado claves de padres críticos muy severos, que menosprecian constantemente su inteligencia y su valor. Él es una persona inteligente, ha conseguido todas las metas que se ha propuesto; pero hemos observado que en ocasiones se topa con puntos de auto crítica severos que lo conectan con pasividad como auto sabotaje por miedo al éxito.

En ese momento en que me comentaba que no podíamos poner que él era experto en un tema, cuando lo era, me vino a la mente un juicio de defensa de tesis doctoral. Imaginé la sala, el espacio en el que se presentan las credenciales objetivas y subjetivas y ante un jurado muy duro, en este caso, su jurado interior, se defendían.

Le propuse la idea del ejercicio y aceptó llevarlo a cabo. La preparación que hicimos tiene la base en lo pasos básicos para intervenciones en medios de comunicación(4). El haber trabajado con el manual de portavoces hacía que el ejercicio y los términos fuera conocidos y menos amenazantes.

El trabajo nos llevó unas 5 sesiones de 1 hora y media cada una.  El objetivo del ejercicio era llegar a su parte racional y dotarla de fuerza, a la vez que llegar a su niño interior y dotarle de permisos para expresar el miedo que le generan esos juicios y descalificaciones. Nutrir ambas partes y conseguir la validación personal.

Hablamos de una persona con una visión muy estructurada y crítica. Había que prestar especial atención en el cuidado y el permiso para que esta persona pudiera tomarse todo el tiempo que necesitase para sentirse realmente capaz y convencido de presentarse ante todos esos jueces y conseguir el título.

Pasos del Entrenamiento

  1. Tema

Comenzamos por identificar el tema clave del que se hablaría en el juicio imaginario. Temas, subtemas, ideas y datos generales a tomar en cuenta. Aprovechamos el tiempo para observar cómo se sentía respecto al tema y a la idea del ejercicio. Qué necesitaba preparar para sentirse seguro. En pocas palabras, dotamos de un marco a la futura intervención.

En este punto, aprendimos que era importante para él no usar la palabra defensa, pues le hacía sentir que era una víctima de las circunstancias y que desde esa postura no podría contra los jueces. Su visión llevaría argumentos críticos y contra argumentos que fueran más potentes que los primeros. 

  1. Público

El segundo punto es conocer e investigar al público o audiencia a la que nos dirigíamos.

Llevamos a cabo un ejercicio de identificar a cada uno de estos jueces. Habría 5 jueces en total, de los cuales 4 iban por él y 1 estaba medianamente de su lado. Fueron descritos en coherencia y con detalles. Los conocimos por nombre, edad, vestimenta, las características físicas y psíquicas de cada uno de ellos.

Nos detuvimos en cada uno de los detalles indagando el significado que éstos tenían para él. Encontramos que los jueces representaban algunos mandatos de su infancia, mensajes y creencias limitantes y pudimos tomar en cuenta a las 3 partes del yo. (5)

El adulto identificaba los mensajes y nos expresaba su sentir y su experiencia en el área profesional. El niño escuchaba el mensaje y nos compartía lo que sentía. Ambos, en conjunto conmigo y con el padre nutritivo trabajaríamos en la estrategia para conseguir el objetivo.

  1. Objetivo

Determinamos la meta: obtener la acreditación por parte de estos jueces internos.

  1. Contenido

En el proceso de creación de contenido, comenzamos por identificar qué es lo que se podía presentar como credenciales que demostraran el conocimiento teórico y práctico de un experto en finanzas.

Como credenciales objetivas teníamos cada parte de su currículum vitae: los títulos universitarios, diplomas, experiencia laboral previa, cartas de recomendación.

Como credenciales subjetivas se presentarían la experiencia de vida, su visión de trabajo, cosas que aporta al sector…

Planteamos todos los argumentos que se nos pudieron ocurrir, todo aquello que los jueces habían dicho o podrían decirnos para menospreciar las credenciales y llegamos al punto final de la preparación.

  1. Forma y táctica

En esta sección comenzamos a trabajar los contra argumentos. A identificar lo que pasaba cuando los escuchaba y a identificar aquello que debíamos evitar para fortalecer los juicios.

Imaginamos una sección nutritiva en el público. Trabajamos durante un tiempo identificando a todas las personas que estarían ahí, aclarando y recibiendo lo que cada una de esas personas le aportaban. Éramos un grupo de personas que le aportaríamos un sentimiento de protección; alabando, ayudando, dándole los permisos, explicándole lo que estaba bien, acariciándole en la distancia y favoreciendo soluciones, llenos de confianza y certeza de que el título le pertenecía.

Pudimos hacer un trabajo con su niño para que asistiera al evento. Al ser un niño interior pequeño y haber estado muy asustado por los jueces, estaría en brazos de una persona que le hiciera sentir seguro y con la certeza de que si en cualquier momento se sentía mal, podía hacer una señal y le sacarían de la sala.

Era importante para él que el niño estuviera en el evento, había ayudado en la preparación y quería que pudiera observarle en esa posición en la que al fin, conseguían contra argumentar a los jueces.

En una sola página tuvimos recogidos todos los elementos esenciales de la intervención. Argumentos, contra argumentos, permisos y caricias que recibía del público y así, terminamos la preparación previa poniendo fecha y hora al juicio mental. (6)

El día del juicio

Llegó el día y comenzamos la visualización final en sesión.

Antes de entrar en el juicio mental, la persona debe conectar con su fuerza, con su poder, con la idea clara de que es experto en su área y que se ha preparado para este momento.

Comenzamos la visualización en la que se describió a sí mismo en ese día, su vestimenta, sus sensaciones, la percepción del nerviosismo que se siente antes de un evento de esta magnitud.

Conectamos también con cada una de las personas del público. Las palabras que cada uno le aportaba. Conectó con el amor, el apoyo, las miradas y las sonrisas.

Antes de entrar a la sala, nos aseguramos de que estaba listo y preparado;  que quería entrar y conseguirlo.

Al abrir las puertas comenzamos la visualización guiada.(7)

Describí la sala, brevemente al jurado y al público.

¨Estás en el juicio, un juicio para el que te has preparado mucho tiempo. Presentas las credenciales objetivas que son claramente validadas y entonces llegamos a la presentación de las credenciales subjetivas. Comienzan a plantearte cada uno de los argumentos que hemos trabajado, sonríes en tu interior al darte cuenta de que conoces cada contra argumento y eres capaz de contra argumentarlo con confianza y seguridad en ti mismo. No titubeas ni una vez.

Poco a poco observas como estás convenciendo a cada uno de ellxs. Avanza el tiempo en el reloj y se están quedando sin argumentos para contrarrestarte.

Lo que más te sorprende es que no ves en ellos enfado sino sorpresa. Sorpresa que se transforma en admiración, en aceptación de que como tus mentores, han hecho un gran trabajo y puedes reconocérselo y darles las gracias por eso también.

Termina el juicio de experto y te das cuenta de que todo el auditorio está de pie aplaudiéndote. Lo has hecho genial, mejor incluso de lo que tu esperabas. Excepto por un juez, el más duro, él sigue sentado, te mira con esa cara que conoces bien y tiene en la punta de la lengua la última pregunta que puede vanagloriarte o destruirte:

¨¿Sr. usted cree en todo lo que ha dicho?¿Cree que merece en realidad el título de experto en finanzas?¨

Y con esa sonrisa tuya, esa potencia que tienes en tu interior contestas: ¨SÍ, CREO Y MEREZCO ESTA TITULACIÓN¨

Seguimos visualizando los abrazos y las felicitaciones. Es capaz de celebrar. Observa como cada uno de los jueces va firmando el título y lo recibe en sus manos. Está firmado por cada uno de los jueces que le han evaluado críticamente, que le han intentado machacar y con quienes ha sido capaz de contra argumentar, validarse y transformar sus posturas contrarias en admiración.

Pudo quedarse en ese momento e integrarlo en la parte del cuerpo que eligió, su corazón… ¡lo había conseguido! Avalado por sus jueces internos, es experto en finanzas públicas y ahora, puede comunicarlo a través de su página web, sus discursos y su trabajo al mundo entero.

_______

  • Algunos de los datos personales y profesionales han sido modificados para mantener la confidencialidad en la publicación de este artículo. Existe autorización verbal y escrita de compartir la experiencia de co-creación de este ejercicio y sus resultados.
  • Como nota interesante, comparto que, posteriormente, hemos hablado de elaborar en un ejercicio con su niño interior un reconocimiento físico para que pueda colgarlo y tenerlo en donde él quiera.

Referencias bibliográficas

(1) Gordoa V. (2007) . El poder de la Imagen Pública. México D.F.: Randon House Mondadory

(2) Instituto Galene [IG] (2014): Módulo 1. Introducción al CHI. p. 20 Máster en Counselling Humanista Integrativo

(3) Instituto Galene [IG] (2014): Relación Terapéutica. Máster en Counselling Humanista Integrativo

(4), (6) Quesada J. (2009). Manual de Comunicación Personal – Recomendaciones para un Portavoz. Madrid, España. Edita Juan Quesada Aguilera.

(5) Berne, E. (1961) Modelo de los estados del yo. Análisis Transaccional en Psicoterapia. EditorialPsique. Buenos Aires. 1961

(7) Gawain, S. (1978) Visualización Creativa. Málaga: Editorial Sirio.

_______

Coquis del RioCoquis del Río

Counselling & Imagen Pública en mora-mora.com
Soy Consultora en Imagen Pública y Comunicación Corporativa y Counsellor Humanista Integrativa acreditada por APHICE
Me especializo en el trabajo e identificación de esencia. Ofrezco un espacio en donde acompañar a profesionales y autónomos a encontrarse, conocerse y comunicar en coherencia y armonía lo que son.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Cristina Ríos m dice:

    Me parece sumamente interesante el artículo de Coquis Del Río. Encuentro investigación seria y una manera especial de conectarse con la persona que desea perder sus miedos y potencial izar sus experiencias y conocimientos en su trabajo profesional,
    Felicidades a Coquis Del Río y a la revista que publica su brillante artículo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies