¡Emociónate!¡siente y exprésalo!

01/09/2016

José Zurita

José Zurita

El mundo vive de espaldas a las emociones. Parece mentira cuando lo que pienso es que son las que nos dan la vida o mejor dicho, las que nos marcan la diferencia entre vivir y sobrevivir. Hay muchas personas que están en “modo supervivencia”, muchos de los pacientes que llegan al Instituto Galene solicitando iniciar un proceso de psicoterapia, llegan en modo supervivencia. No todos pero si bastantes. Y ellos son unos privilegiados que ya han dado varios pasos para salir de ahí. Primero tomaron conciencia de su necesidad, después buscaron la forma de resolver, y … Cuando se inicia una psicoterapia, ya hay una parte del camino hecho. Imprescindible para el resto pues lo que no se pone en marcha, obviamente nunca se terminará.

En el modo supervivencia es el MIEDO la emoción predominante. Cuando alguien está en supervivencia, al mando se encuentra el cerebro reptiliano, es decir los mecanismos heredados de nuestros antepasados en la escala evolutiva que establecieron pautas de supervivencia instintiva para seguir vivos. El sistema límbico, nos asegura la vida pero cuando estamos ahí, no podemos crecer ni desarrollarnos adecuadamente, pues nuestra prioridad es sobrevivir.Si nuestra energía está puesta en salvar nuestra vida no la podremos poner en disfrutar, mejorar, desarrollarnos, cultivar nuestro intelecto, … Todo se torna superfluo, si  todo el sistema interno está funcionando como si hubiera un peligro de muerte inmediato. Aunque dicho sistema no sea más que una fijación de algo que pasó hace muchos años, se puede quedar activada hasta el presente o activarse tras un estímulo determinado del “aquí y ahora”.

¡Salgamos de ahí! Enfrentarnos a nuestros miedos y resolverlos en una terapia profunda es posible y muy recomendable. La vida cambia tras esa resolución a nivel emocional. Entonces sí que se puede crecer y disfrutar de la vida.

Una forma de cambiar es abrirse a las emociones. Vencer a los impedimentos para sentir y conectar con las propias emociones, expresándolas adecuadamente.

Hay diferentes expresiones adecuadas para cada emoción, todas conllevan una comunicación verbal y no verbal. De todas podemos hablar y nuestro cuerpo muestra lo que sentimos en cada ocasión.[1]

  • El Amor se da, se comparte, se muestra y se expresa. En pareja el amor se hace de mil maneras, una de ellas es a través de la vía sexual.
  • La Rabia se grita, se expresa corporalmente con brazos y piernas, se golpea algo que no sufra daños, se insulta, se verbaliza. Nunca se llora y NO debemos permitir que su expresión se transforme en violencia.
  • El Miedo se grita, se llora, se habla y se comparte. Necesita protección y contención. A veces para la expresión del miedo se utiliza la descarga energética con brazos o piernas que ayudarán a liberarse del miedo.
  • La Tristeza se llora, se habla, se escribe, se canta, se comparte. En terapia buscaremos que los pacientes aprendan los beneficios de llorar en brazos o en un hombro de alguien, que proteja y acoja la expresión de la emoción.
  • El Poder se siente y se muestra. Hace que nuestro cuerpo se energetice, que revele la capacidad para enfrentarse a las situaciones, que el tono corporal se eleve y que la sensación de “ser capaz” inunde a la persona.
  • La Alegría se comparte, se ríe, se trasmite, se disfruta, y se muestra.

Aunque las costumbres en tu entorno hayan sido las de ocultar tus emociones ante los demás e incluso ante ti mismo, ¡Sáltatelas!

Si tu educación fue orientada a prohibir que sientas y que expresen tus emociones, te animo a que busques una nueva forma de vivir. ¡Siente tus emociones! Y si es el lugar y el momento adecuado ¡Exprésalas!¡Compártelas!

Si lo que te pide el cuerpo es dar o recibir un abrazo, ¡Hazlo! Vence lo que se interponga y abraza.

Si sientes con fluidez, si expresas tus emociones adecuadamente y en el momento, si no te las guardas, si permites que tu cuerpo contacte con otros, dando y recibiendo amor, si dejas que todo eso pase en ti, verás como tu vida se transforma. Dejaras de sobrevivir y comenzarás a vivir.

[1] Tomado del libro “Técnicas de Trabajo Emocional”. José Zurita y Macarena Chías. Editorial Niño Libre. 2016

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Hola! Como puedo conseguir el libro? Lo tenéis en Galene? Puedo comprarlo on line?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies