Desde el amor y con amor

01/03/2014

Pienso que en la vida hay un momento para cada acontecimiento. Y creo que cuando el corazón y la cabeza se alinean en la misma dirección, esa es la dirección a seguir, aunque no sepas a donde te llevará.

Pues bien, ese fue mi inicio en el máster, después de haberlo visto anunciado hace años, por fin se dio el momento, mi momento para hacerlo, y ahí que me decidí y comencé esta experiencia. Insisto, experiencia, ya que esto es lo que más destaco del Máster , la vivencia que he tenido a lo largo de estos 2 años, la conexión con la vida, con el Amor con mayúsculas. La experiencia con los compañeros y profesores, y la experiencia conmigo misma…Disfrutar, aprender, crecer, estar, compartir y esencialmente SER. SER en el AMOR.

Desde el punto de vista profesional podría enumerar la enorme cantidad de recursos aprendidos, los conocimientos aprendidos, los conocimientos afianzados, el crecimiento experimentado, el refuerzo obtenido, las áreas exploradas…sin embargo no es esto lo que le hace especial…lo realmente especial es el espacio que se crea, un espacio seguro, acogedor, protector, estimulante. Lo que lo diferencia de otros es la propia dinámica que se genera de crecimiento, de apoyo, de nutrición, de validación de cada uno de los integrantes y que permite el desarrollo y crecimiento de cada uno de nosotros tanto a nivel personal como a nivel profesional desde el AMOR y con AMOR.

María González

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies