Al mal tiempo buena cara

01/08/2012

José Zurita

José Zurita

Estamos inmersos en un momento difícil. El clima que respiramos a diario es de miedo, malas noticias económicas, malas decisiones de quienes nos gobiernan, tanto de España como de Europa, records históricos de cifras económicas cada día se superan y desgraciadamente en negativo

En principio, creemos que poco podemos hacer para cambiar las cosas, o al menos eso es lo que se dice en general en los grupos sociales.

Se está dando el caso, ya con cierta frecuencia, que personas a las que les va bien o que están en un buen momento por distintas circunstancias no se atreven a compartirlo o a celebrarlo porque se sienten culpables de estar alegres en un momento como este, o por no molestar a los que están sufriendo a su lado, como si no tuviesen derecho a estar alegres con la que está cayendo.

La historia nos ha demostrado que cuanto más miedo y menos cultura tenga el pueblo más fácil de gobernar es y más se enriquecen los que gobiernan y sus amigos.

Estamos oyendo a diario noticias de escándalos financieros en los que los responsables se van libres de toda responsabilidad, y en la mayoría de los casos con una indemnización millonaria. Mientras, el número de parados alcanza límites insoportables para un país y los derechos de los trabajadores se van recortando sin ningún miramiento.

Frustración, impotencia, tristeza, y miedo, mucho miedo.

Y cuando el MIEDO se estimula…. Malo para todos.

Aunque no es bueno dejarse llevar por el pesimismo imperante. Puede ser mejor actuar.

Yo creo que podemos hacer mucho, o al menos que muchos podemos hacer aportaciones que, aunque sean pequeñas, pueden lograr mucho.

Rescatando el concepto gestáltico de figura y fondo, los medios de comunicación nos colocan como figura la crisis, la horrible marcha de la economía, la corrupción, etc.

Con la crisis como figura, podemos actuar:

  • Participando en las cada vez más numerosas manifestaciones de protesta que se están produciendo.
  • Promoviendo y participando en movimientos ciudadanos tipo 15M que busquen el cambio de nuestra sociedad.
  • En nuestros círculos cortando las cada vez más frecuentes debates nihilistas sobre la crisis y el negro futuro, proponiendo acción y cambio. Aunque sólo sea hablar de otra cosa.
  • Recomendando el libro de “Hay Alternativas” de Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón.
  • Escuchando la canción “Beautifull that way” (que es la que está sonando mientras lees esto).
  • Votando en las elecciones a las opciones que pensemos que nos van a ayudar a salir de esto, aunque esto sí va a ser difícil.
  • Aportando soluciones en función de nuestra realidad, si nuestras circunstancias nos lo permiten. El periodista podrá escribirlas o retrasmitirlas, el político buscando soluciones generales y descartando los beneficios de partido o personales, el profesor orientando a sus alumnos hacia objetivos más sanos, el empresario podrá cambiar sus estrategias para seguir adelante,… Cada uno desde su realidad dando un modelo honesto y haciendo lo que pueda por el bien común.
  • Apostar por la Solidaridad, ayudar a los que se han quedado en paro, gestionar ayudas a los que las necesitan de forma creativa, etc.

Podemos cambiar el foco y pasar la crisis y el miedo al fondo y colocar de figura nuestro entorno más cercano.

  • Ayudarnos entre nosotros, estrechar contactos entre amigos, ocuparnos más de la familia.
  • Vernos y creernos lo importantes y valiosos que somos y actuar pensando que esa acción será útil.
  • Pensar en positivo, alegrarnos de nuestros éxitos y de los de las personas próximas y compartirlos con nuestro entorno. Contagiar la positividad que podamos. Ser un modelo para los que nos rodean actuando con calidez y buen rollo.
  • Reinventarnos, evolucionar, cambiar nuestra antigua forma de vivir, dejando atrás comportamientos inadecuados a los tiempos que corren….
    • En vez de salir de vacaciones al extranjero dejar nuestro dinero en España.
    • En vez de salir a cenar, invitar a nuestros amigo a casa
    • En vez de comprar y estrenar, rescatar lo antiguo y restaurarlo.
    • Ser creativos en cuanto a las soluciones que ponemos en marcha.
    • Simplificar nuestra vida y nuestras necesidades.
  • Buscar lo esencial de nuestra vida y desechar lo superfluo.
  • Centrar nuestra atención en el corazón. Potenciar nuestro sentir y conectarnos con el Amor. Recordad que el Amor es el antídoto del miedo.

Y enfocando todavía más hacia nuestra esencia, podemos tomar otra dirección que nos lleva más profundo, hacia la espiritualidad. Al menos iniciar una aproximación espiritual. Practicar la meditación. Leer sobre estos temas nos permitirá cambiar, conectarnos más.

Y ese sí que sería un final feliz de este momento que vivimos como sociedad, un cambio de conciencia colectivo como sociedad nos traería más paz y seguro que nos sentiríamos mejor, mucho mejor.

Espero que os guste este número de BONDING y lo difundáis entre vuestros amigos y colegas (animarles a suscribirse y así les llegará gratuitamente cada mes) y, ya sabéis que estamos permanentemente en www.bonding.es

Un abrazo a tod@s.

José Zurita

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies