Las cuatro leyes de la espiritualidad

02/07/2018

Esta misma mañana hablábamos de la espiritualidad y de cómo poder integrarla en nuestro trabajo como Psicoterapeutas y Counsellors Humanistas Integrativos. Desde mi punto de vista, y como también comentábamos antes, la espiritualidad es ese sexto nivel que a pesar de estar presente en los apuntes aún le queda mucho por desarrollar. Yo creo que hay muchas maneras y caminos para poder incluir la espiritualidad tanto en las sesiones de terapia como en nuestra vida en general. A algunas personas, ya sean terapeutas o pacientes, les resultará más familiar acercarse a ella desde la religión (sea cual sea). Otras la llamarán energía o hablarán del hecho de sentir que forman parte de algo mucho más grande que ellas. Sentirán que forman parte de un colectivo, de la sociedad, de un planeta o de ser fractales en la inmensidad del universo.

Lo que yo quería compartir hoy aquí con todas vosotras y vosotros, son las cuatro leyes de la espiritualidad que suelen enseñarse en la India y que, con algún matiz incorporado desde nuestro Modelo Humanista Integrativo creo que en esta tarde de cierre del Máster vienen muy a cuento.

La primera ley dice:

La persona que llega es la persona correcta

es decir, que nadie llega a nuestras vidas por casualidad. Vosotros mismos lo habéis comentado en más de una ocasión con los pacientes de prácticas que os han tocado por ejemplo. Y es que, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:

“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”.

Nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el “si hubiera hecho tal cosa hubiera sucedido tal otra…” No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que ser así para que aprendamos esa lección y podamos seguir adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo. Aunque nos duelan y nos hagan sentir Miedo, Rabia o Tristeza. Emociones, que ahora sabemos expresar y acompañar de manera sana y respetuosa para que puedan transformarse así en Amor, Poder y Alegría.

La tercera de las leyes dice:

“En cualquier momento que comience es el momento correcto”.

Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará. Cuando estemos preparadas para descubrir y enfrentarnos a lo que hasta ahora no nos permitían ver nuestros mecanismos de defensa, entonces sucederá. En eso consiste el proceso y la relación terapéutica. En saber acompañar a los pacientes a donde ellos necesiten. Al ritmo que ellos necesiten.

Y la cuarta y última ley nos dice que

“Cuando algo termina, termina”.

Simplemente así.Si algo termina en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Por eso hoy, aquí y ahora, quiero daros las GRACIAS por haberos atrevido a confiar y por haberos permitido recorrer este camino a nuestro lado. Os pido PERDÓN en mi nombre y en nombre de todo el equipo de Galene si en algún momento nos hemos equivocado. Afortunadamente no somos perfectos. Os pido PERDÓN si en algún momento os hemos podido hacer daño. Sin duda, no era nuestra intención y aquí estaremos para intentar aliviar ese dolor siempre que esté en nuestra mano.

Y después del perdón y las gracias, prosigo con las fases del duelo y os digo ADIÓS.

ADIÓS PARA SIEMPRE alumnas y alumnos de esta promoción.

¡HOLA compañeros y compañeras de camino y de profesión!

Teresa Arias

Counsellor Humanista Integrativa
Profesora del máster de Psicoterapia y Counselling Humanista Integrativo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies