Una experiencia distinta

01/12/2010

rocio-alix

La experiencia de la que yo os voy a hablar es algo distinta a las que habéis venido leyendo los últimos meses… Muchos (espero, porque eso significaría que os leéis todas las secciones de esta revista) os preguntaréis qué hago escribiendo en esta sección, cuando yo escribo sobre ecología, música o sobre la vida… Estoy aquí porque, aparte de esta maravillosa oportunidad que tengo escribiendo en Bonding, tengo más relación con Galene…

El año pasado, estudié un Máster de Radio y, para ganarme unos eurillos y poder pagarlo, decidí (y me dieron la oportunidad para ello) trabajar en el Instituto los fines de semana como “cuidadora del Máster”. El trabajo es bien sencillo y requiere poca destreza: simplemente estar allí, responder a posibles necesidades de profesores y/o alumnos, y preparar un pequeño tentempié a media mañana y a media tarde, para que éstos descansen un poquito y les de el aire mientras se les enseña todos los conocimientos que se imparten en el Máster, que no son pocos…

Como os decía, Pepe y Maca me dieron la oportunidad de trabajar para ellos, y les estoy enormemente agradecida, ya que sin su ayuda no podría haber continuado mi formación y estar donde estoy ahora. Por suerte para mi, he encontrado (por fin!!!!) un trabajo de lo mío, que me gusta y en el que aprendo, pero que me impide seguir acudiendo al Instituto casi cada fin de semana y ver a los alumnos y a los profesores, alegrarles el descanso con su cafecito, hablar de series con algunos de ellos, de viajes con otros… y de relacionarme con personas tan maravillosas.

Y es que el Instituto Galene de Psicoterapia, todos, son una gran familia muy unida, donde te cuidan, te miman, y te hacen sentir como en casa. Todo el que pasa nota esa energía tan bonita que te transmiten, desde Nieves con su sonrisa cada mañana y sus piropos, ¡¡¡que no faltan un día!!!, pasando por Vicky, Paola, Carmen siempre tan atentas a lo que necesitas, Eva, Inés, Belén, Luz, Juande y Sandra ayudando a todo el mundo. Y por supuesto Maca y Pepe. A ellos dos en especial GRACIAS por ayudarme a estar donde estoy. Por todo.

Sólo os pido que, si tenéis la oportunidad de pasar por aquí, conocerles, y entrar a formar parte de esta maravillosa familia, no dudéis en hacerlo.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies