Sólo tú me haces sentir especial

01/12/2014

Hola mi amor,

Esperé nueve meses para verte, olerte, acariciarte, me imagine mil veces como sería el parto, nuestro reencuentro y nada fue como lo había idealizado. No sé si fue mejor o peor, pero sí sé que me hiciste sentir especial, única…, y es un sentimiento que no puedo explicar con palabras pero que llevo muy dentro de mí.

Llegaste por cesárea y sólo pude sentirte en mi hombro un minuto y te separaron de mí, fueron las tres horas de espera más largas de mi vida, (en las que me había imaginado estar los dos piel con piel) parecía que el tiempo no pasaba,  pero había algo que me reconfortaba y es que  sabía que estabas con tu padre, porque papá, no iba a permitir que te separarán de él también y me ibais a esperar juntos abrazados piel con piel.

Cuando llegaste a la habitación y te pusieron en mi cama no sabía qué hacer, estaba muerta de miedo, sí Lucas, mamá tenía miedo porque no quería hacerte daño, no quería que me rechazarás, se juntaron tantas emociones, pero ambos nos recibimos con mucho amor, y mi intuición me decía que ya empezabas a confiar en mí.

 

Los primeros meses sentía una energía especial, para mí inexplicable y esa me la dabas tú mi amor, hacías que cada día que iba pasando fuera más fácil, que me despertará con ganas de verte, de mirarte durante horas, pero no fue todo tan bonito. Nos costó un tiempo conocernos, adaptarnos a nuestra nueva vida, ahí,  mamá pasó momentos muy duros, noches sin dormir y de cansancio acumulado, pechos doloridos, llorar porque no sabía lo que necesitabas y sólo te podías expresar llorando, dudar en las decisiones por miedo a equivocarme, pero descubrí que en esos momentos seguía siendo madre y tú me permitías flaquear. Era yo, quien tenía idealizado que una madre siempre tiene que ser fuerte y estar disponible para su hijo, pero no siempre es así Lucas. Fuiste muy generoso conmigo y tú también me cuidabas.

Gracias por vivir contigo esos momentos.

No nos hemos separado en 11 meses y en este tiempo he disfrutado cada día como que fuera el último, hemos compartido caricias, besos, miradas, frustraciones, miedos, pero esos momentos han hecho que hoy tú y yo, confiemos plenamente el uno en el otro.  Nunca te deje llorar, ¿para qué? me preguntaba yo, íbamos a ganar algo, yo por mi parte no, porque verte sufrir no veas como me dolía….y seguro que tú ponerte más nervioso. Esta manera de educarte ha sido respetada, pero no entendida por todo el mundo y aunque no quieres que te afecte es inevitable, porque forman parte de nuestra vida y son personas que también quieres. Había muchas cosas que desconocíamos como padres primerizos y el resto, sólo te quiere ayudar y aconsejar con la mejor de sus intenciones, pero a veces te confundían más. Hubo un momento que decidí que no iba a gastar mi energía en hacer caso al resto, sino que iba a gastarla en nosotros y me iba a dejar llevar por mi intuición y sabes,  en este tiempo he descubierto que no te conoce nadie mejor que yo, aunque sea madre primeriza.

He aprendido que no quiero ser la madre perfecta que deseaba ser los primeros meses, porque supone mucha presión y tú me has enseñado que lo único que necesitas es una MADRE, nada más. Me has enseñado a ser mejor persona, a descubrir que yo también soy importante y mi niña, está mucho mejor cuidada y querida por mi adulta y sin ti,  no hubiera descubierto que esa parte, también es importante.

Ahora empieza una nueva etapa para los dos,  la separación, un nuevo camino que tendremos que afrontar juntos y a la vez separados y que tan difícil será, pero estoy segura que con amor, comprensión y la confianza que hay entre nosotros, lo haremos más fácil porque sabemos que nos tenemos el uno al otro y que después de unas horas separados, vamos a volver a estar juntos, para jugar, divertirnos y sobre todo para querernos.

Por último decirte que eres la persona que más quiero en este mundo y que es un AMOR INCONDICIONAL, sin pedir nada a cambio y siempre estaré para cuidarte.  GRACIAS  por formar parte de mi vida, por existir, por enseñarme cada día a ser mejor madre.  “Sólo tú me haces sentir especial”.

TE QUIERO

MAMÁ.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies