Adultescentes y Sindrome de Peter Pan

02/04/2018

Adultescente es la persona que cuando alcanza la adolescencia, ya no la suelta jamás. Es una infantilización del adulto, especialmente en su vestimenta y en sus  actividades típicamente jóvenes. Es sinónimo de inmaduro o infantil. Desean vivir aquellas experiencias que no tuvieron de jóvenes.

El vocabulario del adultescente es “personal trainer”, “gym”, “lol”.  Lo encontraremos pasando el rato de fiesta en fiesta y tendrá perfiles en todas y cada una de las redes sociales que existen.

Tiene que vivir con y de sus padres. Es el último de los hijos en abandonar el nido y cuando lo hace se traslada a un piso compartido de estudiantes.

Una frase popular dice que todo el mundo lleva un niño por dentro. Lo curioso es que muchas personas ahora también lo llevan por fuera.

Tener una carga menor de responsabilidades les da una mezcla perfecta: alma de niños y billetera de adultos, lo cual los convierte en consumidores excelentes.

Se trata de  un fenómeno  global. En Estados Unidos se les llama ‘kidults’.

Hoy los clientes objetivo de las consolas de videojuegos no son los menores, sino los adultos hasta de 37 años. La firma Lego creó una marca especial para los padres bajo el nombre de Afol, que significa Adultos Fanáticos de Lego.

Hay un sucedáneo de adultescentes en personas ya casadas, que siguen pasando de fiesta en fiestas, con comportamientos adolescentes, esquivando sus obligaciones como padres, y siendo un mal ejemplo para sus hijos.

Las cirugías plásticas ayudan a mantener esta tendencia. En cierta forma, la juventud es la que manda y “nadie quiere dejar de pertenecer a ese grupo porque ello significaría salir de circulación”, dice la psiquiatra Juliana Villate.

Es una negación a asumir el paso del tiempo. Refleja que la gente no vive a plenitud cada etapa de la vida.

Síndrome de Peter Pan

Según el psicólogo Dan Kiley hace referencia a adultos que siguen comportándose como niños o adolescentes y que rechazan asumir la responsabilidad de sus actos. Miedo al compromiso, a la soledad, inseguridad, irresponsabilidad…

En muchos casos, este síndrome tiene su origen en carencias afectivas durante la infancia. Al crecer, estas personas siguen sintiéndose desprotegidas e incomprendidas lo que les crea una enorme necesidad de sentirse mimadas, cuidadas y deseadas, como si continuaran siendo niños. No saben o no quieren aceptar las obligaciones propias de la edad adulta, no pudiendo desarrollar los roles de padre, de pareja.

Son adultos narcisistas y egoístas que se resistían a salir de sus casas maternas. Tarda una media de ¡20 años! en sacarse el carnet de conducir, suele empezar 5 o 6 carreras, pero no termina ninguna. Al final se gana la vida con la paga semanal, que le dura hasta el cobro de la herencia.

A diferencia de éstos, los adultescentes son responsables y trabajadores, y sólo comparten con las personas con el síndrome de Peter Pan, actitudes como postergar el momento de tomar decisiones cruciales: casarse, tener hijos o vivir en casa propia. Esta resistencia a crecer es más frecuente en hombres que en mujeres.

A simple viste, estas personas pueden parecer despreocupadas y felices, pero al indagar un poco en su vida o persona, afloran sentimientos de soledad e insatisfacción, acompañados de dependencia personal, pues necesitan a su lado a otra persona que satisfaga sus necesidades y les haga sentir protegidos.

Señales del Síndrome de Peter Pan

  • A pesar de sus 30 o 40 continúan comportándose como niños pequeños.
  • Sienten unagran necesidad de atención por parte de quienes les rodean.
  • Su actitud se centra en recibir, pedir y criticar y no se molesta en dar o hacer por los demás. Quiere que le den lo que pide o si no, se enfadan, porque no toleran la frustración.
  • Vive centrado en sí mismoy en sus problemas sin preocuparse demasiado por lo que le sucede a quienes le rodean.
  • Siente insatisfacción constante con lo que tiene,pero actúa para solucionar su situación, desea tenerlo todo, pero sin que le suponga ningún esfuerzo para conseguirlo.
  • Considera el compromiso como un obstáculo a la libertad.
  • No se responsabiliza de sus actos,sino que pretende que los otros lo hagan por él. Además, culpa a los demás por lo que no le va bien.
  • Se esconden detrás de excusaso mentiras para disimular su incapacidad para crecer.
  • Se siente muy atraído por la juventud,etapa vital idealizada para el sujeto con SPP.
  • Miedo a la soledad.
  • Mucha inseguridad y baja autoestima.

Crecer como persona es parte del desarrollo natural de los seres humano. Ser adulto requiere decidir crecer y adoptar valores y objetivos en la vida. Requiere renunciar a algunas cosas para conseguir el objetivo, responsabilizarse de los propios errores y tolerar la frustración día a día.

Cada etapa de la vida debe vivirse intensamente, cada etapa de la vida obliga a despedirse de la anterior. Adiós juventud, bienvenida madurez.

 

POEMA PARA MI HIJO

No puedo darte soluciones para todos los problemas de tu vida, ni tengo respuestas para tus dudas o temores; pero puedo escucharte y buscarlas junto contigo.

No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro; pero cuando me necesites estaré junto a ti.

No puedo evitar que tropieces. Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.

Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos; pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.

No juzgo las decisiones que tomas en la vida. Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.

No puedo trazarte limites dentro de los cuales debes actuar; pero sí te ofrezco el espacio necesario para crecer. No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón; pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.

No puedo decirte quién eres, ni quién deberías ser. Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.

JORGE LUIS BORGES

Juan Carlos
Juan Carlos López
Colaborador de Bonding
Counsellor Humanista Integrativo.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies