Océanos

03/08/2011

jose zurita

José Zurita

Hola a tod@s:

La idea parte, según nos dijo Linda Hoeben, del libro de los años 70, “La Psique Fetal” escrito por un psiquiatra holandés llamado L. Pearbolte, que habla del momento de la concepción como una experiencia en la que “hay mucho tiempo y mucho espacio” y que Pearbolte denominó “Océanos”

Esta idea de “Océanos” conecta con la experiencia más primaria de bienestar, de que todo es posible, una vivencia en la que todo lo que existe es maravilloso, pues todavía no se ha contaminado con nada. Podría tratarse de una experiencia espiritual o de una vivencia de AMOR en toda su intensidad.

El hecho de haber tenido una experiencia agradable y querer volver a tenerla genera motivación a las personas. El hacer consciente que hubo una vivencia plena de bienestar en cada uno de nosotros, puede motivarnos para volver a sentirla o al menos a acercarnos a ella. Que una persona que no conecta con el AMOR no llega a nacer, es una idea que me acompaña desde mis inicios profesionales. Si estás vivo, es que recibiste el AMOR suficiente para hacer progresar tu desarrollo embrionario y fetal, nacer y pasar la infancia.

Lo que más me gustó de este taller fue la utilización de este concepto para acompañar terapéuticamente a nuestros pacientes desde ese lugar llamado “Océanos”. Todos tenemos ese núcleo puro. Hemos fijado esa experiencia emocional y convivimos con ella, aunque esté oculta en la mayor de nuestras profundidades. Podemos ejercitarnos para conectar con esa experiencia primaria y desde ahí, emitir esa realidad emocional profunda de bienestar como elemento terapéutico para nuestro paciente.

Dicen los expertos que el Trauma no se crea por la situación traumática, sino por la falta de una figura que nos proteja, reafirme y reconforte. Nosotros, como terapeutas, podemos convertirnos en esa figura reconfortadora para nuestro paciente, ayudándole a disolver la vivencia del trauma y acompañándole protectoramente a expresar de forma adecuada las emociones fijadas a la experiencia traumática.

El reconfortamiento que puede aportar una relación terapéutica con un psicoterapeuta desde ese espacio denominado “Océanos” será, por tanto, una conexión de PAZ que sintonizará con esa sensación primaria en la que todo estaba sin contaminar por la experiencia.

La mayoría de nuestros pacientes vienen para resolver problemas en su vida que fundamentalmente están relacionados con un MIEDO existencial. Contar con un psicoterapeuta que les ayude a conectar con ese lugar de paz interior mientras resuelven sus conflictos puede ser un regalo para el proceso.

Todas las culturas tienen expresiones comunes para nombrar un lugar maravilloso con respecto al sentir, por ejemplo: estar en la gloria, el séptimo cielo, el nirvana, el edén, volver a casa,…. ¿podrían estar refiriéndose a esa conexión con “Océanos”? Enseñad a VIVIR y a ser honestos a vuestros pacientes. Seguro que así os convertís en magníficos profesionales de la psicoterapia”. Espero que os guste el BONDING de este mes y lo difundáis entre vuestros amigos y colegas (animarles a suscribirse y así les llegará cada mes), ya sabéis que estamos permanentemente en www.bonding.es.

Un abrazo para tod@s,

José Zurita

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies