Música y emociones

01/03/2014

La música y la emoción comparten una misma región del cerebro, conocida como el cortex prefrontal, según han comprobado científicos de la Universidad de Dartmouth analizando las reacciones cerebrales de ocho músicos.

El equipo liderado por Maria Neimark Geffen de la Universidad de Pennsylvania se propuso entender el mecanismo por el cual algunos sonidos o canciones podían alterar nuestro estado emocional basando en una vieja idea de Aristóteles, quien decía que cuando dos cosas suelen ocurrir juntas, la aparición de una traerá la otra a la mente.

Otros investigadores trabajaron para identificar que emociones consigue transmitir la música a cualquier individuo, Thomas Fritz, del Instituto Max Planck (Alemania) identificó la : felicidad, tristeza y miedo. Lo que está claro es que cuando vemos por ejemplo películas que están calificadas como de terror las personas fácilmente conectamos con el miedo, al escuchar diferentes sonidos que asociamos de manera inconsciente con el peligro.

En cambio en otros momentos, cuando escuchamos alguna canción rápidamente la asociamos con recuerdos de momentos de disfrute y felicidad de cuando la escuchamos por primera vez. Ademas todos sabemos que la música puede ayudar a ver las emociones de los niños, medio comprendidas y que los ayuda a aprender a expresar lo que sienten.

Así que desde este espacio de Bonding os animamos a todos a escuchar música, cualquiera, la que más os guste .

Rocío Alix

Rocío Alix

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies