Matti Hemmi

01/12/2013

Matti Hemmi

1.- De la creatividad a la innovación. Lo último que viniste a enseñar al Instituto Galene fue un taller sobre la importancia de la creatividad. ¿cuáles han sido los pasos que has ido dando para llegar a la innovación?

Me alegra de que me hagas esta pregunta porque la verdad es que ha sido un desarrollo orgánico, y va ligado incluso al desarrollo del nombre y la historia de la empresa.

Cuando en 2004 decidí que quería crear una empresa de consultoría mis primeros pensamientos fueron que ésta debería basarse mucho en mis conocimientos y experiencia con el Análisis Transaccional. Estaba convencido de ello, y de hecho hasta el nombre oficioso en aquello época era KAT (Konsultoría en Análisis Transaccional). La “K” le daba un aire finlandés. Sin embargo pronto empecé a orientarme a la creatividad que era lo que notaba que le faltaba a la gente en la empresa. Atreverse a crear nuevas ideas, nuevos conceptos, a pensar fuera de la caja. El nombre de la empresa evolucionó entonces a IPC (Instituto de Pensamiento Creativo), pero la verdad es que eso de IPC sonaba más a economía que a creatividad. Me di cuenta además de que muchos directivos no terminaban de entender esto de la creatividad; y al menos lo de Pensamiento Creativo sonaba mejor que Creatividad a secas. Pero finalmente y después de ver unas cuantas empresas más, decidí que o ponía “innovación” en el nombre, o aquello no iba a funcionar comercialmente. La razón social de inKNOWation se convirtió así en IPCI (Instituto de Pensamiento Creativo e Innovación SL). Posteriormente decidimos dejar de usar IPCI como nombre comercial y usar el nombre de nuestro dominio de correo que transmite mejor lo que somos. Y esto mismo se reflejó en nuestro trabajo. Empezamos formando a la gente en creatividad y rotura de paradigmas, apoyándonos en AT, y con el tiempo me cansé de que la gente me preguntara siempre lo mismo al final de los cursos. “¿Mi jefe ha hecho este curso?”. Ante la falta de asunción de responsabilidad de muchos participantes por su presente, me decidí a ir a trabajar con sus jefes, pero claro estos no querían creatividad, querían resultados más tangibles, y por eso empecé a trabajar la innovación desde dos vertientes: la cultura de innovación que las empresas deben tener para que la creatividad pueda prosperar, y los proyectos de innovación a su vez también desde dos perspectivas: como implantación de la metodología de innovación para darles un mapa de ruta a los directivos que creen en ella, y como proyectos de innovación para que los clientes vieran cómo se innova.

2.- ¿Está muy relacionada la innovación con la creatividad?

Si están muy relacionados, pero son conceptos diferentes.

La creatividad es la capacidad de generar ideas nuevas con el potencial de aportar valor al usuario de la misma. La innovación es la implantación de nuevas ideas o conceptos que generan valor para el usuario. Si alguien es creativo significa que crea ideas, pero eso no implica que las ponga en marcha. Por otra parte alguien puede llevar a cabo una innovación copiando una idea de otro sector y aplicándolo al suyo. Aparentemente no hará sido tan creativo, pero desde luego que habrá un valor real aportado al usuario. De hecho a veces decimos que la creatividad sin una implementación posterior es como un parque de atracciones en el que te diviertes mucho pero del que luego no sacas nada.

Históricamente se decía que la creatividad era lo primero y luego veía la innovación. Pero ese enfoque está obsoleto.

Hoy decimos que la innovación permite descubrir oportunidades en el mercado sobre el que luego aplicaremos la creatividad para seguir luego con el proceso de innovación. Es como si la creatividad se insertase en la innovación. Para entenderlo mejor describo a continuación de forma breve cómo es el proceso.

La innovación comienza con un minucioso estudio en el que se analiza: 1. el mercado o personas a las que ésta irá destinada; 2. las tendencias actuales que hay en el ecosistema; 3. el impacto de las tendencias en las personas; 4. las necesidades insatisfechas (o mejorables) de esos usuarios; 5. el paradigma no cuestionado de las soluciones actuales, y algunos detalles más.

A medida que vamos leyendo así el ecosistema, habremos ido descubriendo las oportunidades potenciales. Estas han de filtrarse por parte de las empresas con la criba constituida por su misión, visión, valores y estrategia. Esto les permitirá determinar cuáles son sus verdaderas oportunidades estratégicas. Porque no todas las oportunidades que una empresa pueda “leer” en el mercado han de ser oportunidades estratégicas para ellos.

Es entonces cuando la creatividad se usa para generar nuevas ideas para aprovechar esas oportunidades. También es posible aprovechar la creatividad para inventar nuevas formas de observar a los usuarios, o de cuestionar paradigmas, etc, pero desde el punto de vista más puro, la creatividad tiene su máximo exponente a la hora de definir nuevas formas de aprovechar las oportunidades estratégicas.

Y tras generar esas ideas usando diferentes técnicas de creatividad (combinando el pensamiento divergente con el convergente) sigue el proceso de innovación, con el análisis técnico, económico, logístico, legal, etc de la idea seleccionada. La idea seguirá su avance por los diferentes pasos del procedimiento de innovación que la empresa tenga.

Es muy importante no pasar por alto el modelo de negocio con el que la idea se va a rentabilizar o como decimos hoy en día, a monetizarla. Para eso hay técnicas como el Business Model Canvas que permiten “mapear” los flujos del proceso del concepto a través de la empresa. Además es posible diseñar la Propuesta de Valor que queremos ofrecer al usuario para que tenga la mejor Experiencia de Usuario posible. Y esto siguiendo uno de los últimos modelos de innovación. Si a eso le añadimos una de las últimas técnicas que provienen del emprendimento, lo que se conoce como Lean Start Up, entonces debemos añadir a nuestro enfoque conceptos como el MVP (Minimum Viable Proposition) según el cual no debemos esperar a lanzar el proyecto hasta que esté completo, sino que debemos ir haciendo pruebas con la Propuesta Mínima Viable y recibir feedback del mercado. Con él luego decidiremos si vamos por buen camino y debemos perseverar, o si debemos pivotar y cambiar algunas cosas.

Como ves, esto de la innovación se ha sofisticado mucho a base de ensayo y aprendizaje. Ya no basta con ser sólo creativo. O solo innovador. Hay que añadirle a esto conceptos y metodologías de emprendimiento, de estrategia, de modelos de negocio.

3.- Dices en tu web que el tercer libro, que debió de ser el primero hablará sobre creatividad, nos puedes adelantar en tres líneas por qué es importante la creatividad.

En realidad todo sale del mismo sitio. De los cerebros y mentes de las personas que se atreven a salir de su zona de confort para crear valor para los demás y para ellos mismos. Cuando en 2010 me puse a escribir ese libro, que como mencionas en la pregunta será el tercero, estaba un poco cansado de oír cómo las personas se “desempoderaban” y se hacían pequeñitas a raíz de sus creencias limitantes, y del uso no creativo que hacían del lenguaje. Por eso me decidí a escribir un libro que devuelve al individuo su poder y convierte sus “no puedo”, “esto es imposible”, “no hay manera” en “aún no sé cómo”, “con lo que sé no me vale, necesito nuevas soluciones”, “voy a buscar la manera”. El libro combina trabajo personal con técnicas de creatividad que la persona puede aplicar de forma práctica a su día a día. Además son capítulos cortos que son fáciles de leer.

4.- lo que transmites en tus libros, es solo para las empresas o ¿es válido también para las personas?

El primer libro que publiqué “Hacia un nuevo paradigma. Cómo salir de la crisis a través de la innovación” está escrito para empresarios, emprendedores y futuros emprendedores, así como para directivos y personas que tienen equipos a su cargo. Sin embargo la primera parte del libro tiene que ver con cómo crear una cultura de innovación, y cómo tal casi aplica a cualquier tipo de organización, incluida la familia. El modelo de cohesión que en el menciono lo usamos en casa en nuestras relaciones. Además en el cuento bastantes cosa de Análisis Transaccional válidas para cualquier persona que quiera mejorar su forma de liderarse.

El segundo “¿Te atreves a soñar?”, el que está basado en nuestro video viral del mismo nombre, está más dirigido a cualquier tipo de persona que quiera cumplir sus sueños en la vida. Pero curiosamente la metodología TAAS (Te Atreves A Soñar) que en el describo aplica igualmente a todo aquel que quiera aprender a salir con confianza de su zona de confort, y eso vale por tanto tanto para profesionales como para cualquier ciudadano con un mínimo de conciencia sobre su responsabilidad vital a la hora de conseguir lo que se plantea en la vida.

El tercer libro va dirigido a un público similar al segundo, aunque aún me toca revisarlo brevemente ya que desde que lo escribí hace más de tres años, he incorporado algunas ideas y conceptos a mi caja de herramientas.

5.- Consideras la innovación algo importante en estos momentos de crisis en los que se encuentra España, y que les dirías a las personas para que se permitan se innovadores.

La innovación siempre ha sido importante, sin embargo mientras internet no existía, y los mercado eran más locales, no teníamos tanta competencia y a las empresas no les importaba tanto competir por precio, en lugar de considerar la opción de diferenciarse y competir en base a tener propuestas de valor diferentes.

Hoy en día la innovación es imprescindible. Como digo en el antetítulo de mi primer libro “Ya he recortado gastos, despedido gente, …, y esta empresa no se arregla”, los directivos ya no pueden permitirse el lujo que históricamente han llevado a cabo; esto es, no innovar de forma regular y ajustar sus empresas al mercado controlando los gastos, despidiendo gente y copiando a los pocos que innovaban.

Eso ya no es sostenible. Es necesario definir nuevas soluciones para el mercado en función de lo que el cliente necesita (+/+), y no desde lo que le quiero “colocar” (+/-), sobre todo porque el cliente ya no está dispuesto a ocupar la posición de víctima (-/+) y tiene muchas opciones para elegir. Para que las empresas puedan además funcionar desde el win/win (ó +/+), y los trabajadores puedan ofrecer el servicio +/+, sus jefes deben tratarles desde esa misma actitud. Por eso la misión de nuestra empresa es ayudar a crear en el mundo un paradigma +/+/+, donde los directivos, los trabajadores y los clientes ven sus necesidades satisfechas simultáneamente. No vemos otra forma de hacer esto sostenible. Y menos desde que, en nuestro rol de usuarios, exigimos desde el nivel de autoestima en la pirámide de Maslow que se nos trate con respeto y dignidad. Y eso obliga a los jefes a reinventar su relación con sus plantillas, tratándoles como usuarios internos cuyas necesidades deben satisfacer, para que ellos puedan replicar el modelo hacia sus clientes. Y esa innovación personal no es fácil para muchos.

Por otra parte los cambios que estamos viviendo como sociedad, y que en el mundo de la innovación llamamos tendencias, están afectándonos a todos. Esto es, todo el mundo debe plantearse como reinventarse para seguir siendo valioso a ojos de los demás, y seguir aportando valor. Tanto más cuanto la tecnología no va a parar de automatizar muchos puestos de trabajo. Es decir, no sólo hay que innovar en las empresas. Las personas deben auto-innovarse, o como me gusta decir, la innovación debe empezar entre las orejas. Si no cambias tu forma de aportar valor a tu entorno es posible que como profesional te quedes fuera del mercado.

Y para conseguir que esto ocurra a titulo personal, el Análisis Transaccional es una gran herramienta. Se puede trabajar en varias líneas. Una primera es revisar nuestra posición existencial. La innovación requiere una actitud +/+. Sólo desde ahí es posible ajustar imago con las personas con las que nos relacionamos para descubrir qué necesidades no satisfacemos en nuestras relaciones con ellas. O cuáles satisfacemos de forma negativa, a través de juegos psicológicos. LA actitud +/+ es clave para ayudarnos a pedir las caricias positivas que necesitamos. Desde esa actitud podemos recontratar las relaciones y asegurarnos de no dejar expectativas debajo de la mesa y sentirnos víctimas de esas relaciones en las que participamos. Otro punto clave es aplicarnos las famosas 3P’s de Pat Crossman: Protección, Permiso y Potencia. No es fácil salir de la zona de confort si no te sientes protegid@. Esa Protección puede venir de tus padres, jefes o de haber trabajado tus creencias limitantes, y haber revisado lo que almacenabas en tu Estado del Yo Padre. Convendrá que revises algunas creencias y las cambies por otras. Una de mis favoritas es cambiar “ensayo y error” por “ensayo y aprendizaje”. Mucha gente no innova porque no se permite aprender. No entiende que el aprendizaje exige la posibilidad del fallo, o para ser más objetivo, de que el resultado de sus acciones sea diferente del objetivo que se planteó y acepte que conseguir lo que quiere requiere práctica, y sobre todo práctica desde una actitud +/+; además es posible que requiere nuevos conocimientos y habilidades, y esta aprehender nuevos cánones neurales en nuestro cerebro es un proceso.

En fin, hay muchos más conceptos que podría explicar, pero confío en que con estos primeros sea suficiente por ahora.

Uno de mis grandes “aprehendizajes” de los últimos 10 años ha sido el de que no es tanto nuevos conocimientos lo que necesitamos, como nuevas experiencias orientadas hacia un propósito. Y eso exige aceptar al miedo como compañero de viaje y en su compañía salir de la zona de confort en dirección hacia tu misión y visión.

Muchísimas gracias Matti, querer compartir con los lectores de Bonding.

Matti Hemmi nace en Helsinki, de padre finlandés y madre gaditana. Se cría en Madrid, aunque viaja a Finlandia con su familia con regularidad. Ingeniero como primera titulación, aunque después se ha formado en Counseling, Terapia Sistémica, Psicopatología y Psicodiagnóstico, Creatividad, Innovación y Coachíng.

Es el autor de dos de los libros que actualmente están teniendo más éxito “Te atreves a Soñar”, publicado por Planeta y “Hacia un nuevo paradigma”, publicado por inKNOWation Dreams en julio de 2013.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies