La profesión del Psicoterapeuta

01/11/2010

jose zurita

José Zurita

Hola a tod@s:

Cuando hablamos de la profesión del psicoterapeuta, generalmente pensamos que se ciñe al trabajo de la consulta diaria con los pacientes, ya sea en una consulta privada o en una institución pública o privada. Aquí quiero hablaros de todos o casi todos los elementos que conforman la profesión y que facilitan al psicoterapeuta el desarrollo de su trabajo diario con sus pacientes. Se trata de bastantes aspectos que no siempre se tienen en cuenta y que considero fundamentales para la realización de nuestro trabajo.

Un elemento primordial es que el psicoterapeuta realice su propio proceso de psicoterapia personal. Resulta imprescindible identificar y resolver los principales conflictos a fin de no mezclar los del paciente con los propios, conocer las propias limitaciones y los terrenos problemáticos que cada uno tiene.

De la supervisión ya os he hablado en esta sección y aun así no quiero dejar de reseñarla. Durante todo el periodo en que se desempeñe la profesión se debe hacer supervisar el trabajo, tanto los casos que se nos atascan como las potencialidades y recursos personales del psicoterapeuta.

No cabe duda de la importancia que tiene una formación continuada para cualquier profesional, pero dada la gran responsabilidad de la nuestra, todavía se hace más necesaria. Ya se piden en numerosas asociaciones acreditar un numero de horas anuales (50h. aprox.) de formación continuada para renovar la acreditación.

Al ser un trabajo que se realiza en la intimidad con un paciente es fácil que se tienda al aislamiento y que muchos psicoterapeutas pasen muchas horas relacionándose exclusivamente con sus pacientes. Es importantísimo para nosotros relacionarnos con compañeros, comentar casos, charlar de banalidades o de temas variados distintos al profesional. Nuestra organización y la agenda deben facilitarnos estos encuentros que nos socialicen y bajen nuestros niveles de profundidad. Por otro lado esta relación con compañeros nos ampliará nuestra visión, nos permitirá aprender de ellos, compartir, disfrutar e incluso derivarnos pacientes.

Todos leemos muchos libros y artículos profesionales para reciclarnos y continuar nuestra formación y crecimiento y debe llegar un momento, mejor pronto que tarde, en que nos decidamos a publicar artículos con nuestras aportaciones y reflexiones. En esta profesión son tremendamente valiosas ya que las diferentes perspectivas de cada cual variarán las soluciones encontradas y nos facilitan nuevos descubrimientos.

No nos imaginamos a un psicoterapeuta que quiera crecer y mejorar su formación y preparación que no dedique tiempo a la asistencia a Congresos, Jornadas, etc. en un primer tiempo como mero participante y después como ponente, ofreciendo a sus colegas las aportaciones propias que quiere compartir con ellos.

Y después de llevar algunos años (con un mínimo de dos) viendo pacientes bajo supervisión, llega el momento de la acreditación como psicoterapeuta. Una vez que cumple todos los requisitos de acreditación presentará a su Asociación su solicitud junto a todos los documentos que acreditan el cumplimiento de todos los requisitos de acreditación.

La Asociación profesional de psicoterapeutas tiene como misión ofrecer y facilitar a sus socios todos o al menos muchos de estos elementos necesarios e importantes en el desarrollo profesional de un psicoterapeuta. Recomienda y facilita psicoterapeutas acreditados para realizar la psicoterapia personal, sugiere supervisores, organiza y acredita cursos de formación, facilita publicaciones y a veces proyectos de investigación, organiza o participa en la organización de Congresos, Jornadas, Conferencias, Simposios, etc. y sobre todo regula nuestra profesión. Se encarga de dictar normas éticas y deontológicas para realizar la psicoterapia, establece los requisitos mínimos de acreditación y acredita a los psicoterapeutas, los programas de formación y los institutos donde se realiza la psicoterapia y/o la formación profesional. Nos vincula con otras organizaciones nacionales e internacionales. Nos da pertenencia y respaldo, algo fundamental para nuestra labor diaria.

El compañero de todo psicoterapeuta, durante toda su carrera profesional debe ser su Asociación profesional que con su respaldo le irá dando todas las ayudas que, por su singularidad, requiere nuestra profesión. En nuestro enfoque Humanista Integrativo la Asociación que nos agrupa es APHICE (Asociación de Psicoterapia Humanista Integrativa y Counselling de España), la cual tengo el honor de presidir.

El próximo día 13 de noviembre de 2010 APHICE realizará la Asamblea anual tras estos dos talleres de asistencia gratuita, previa confirmación de asistencia en secretaria@aphice.org

«Cómo influyen las cualidades de los 7 planetas en la conversación terapéutica» por Karen Armbruster

“Apoyando y descubriendo los recursos que hay en ti “ por Susana Valero

Espero que os guste el BONDING de este mes y lo difundáis entre vuestros amigos y colegas.

Un abrazo para tod@s,

José Zurita

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies