La Burqa y el Burkini : ¿Una palabra asfixiada?

01/02/2017

burqa

El otro día saliendo de mi edificio, me crucé con una persona que trabaja seguramente en uno de los pisos y que veo con frecuencia desde hace veinte años. Esta vez, fue bastante diferente porque portaba una burqa, esto me sorprendió porque no sabía que era musulmana, nada hasta ese momento lo había mostrado.

Mi sorpresa me llevó a interrogarme. Cuál podía ser el sentido de su nueva indumentaria?

Pensando, me di cuenta que la ropa que llevamos son un lenguaje, un discurso dirigido al otro, una forma de comunicar, un idioma. La prueba es que cuando nos quedamos solos en casa, a menudo nos ponemos ropa cómoda, sin preocuparnos si nos queda o no nos queda bien, y hasta para algunos, es una ocasión de estar desnudos o en calzoncillos o en bragas, según la temperatura. Sea como sea, nos preocupamos poco o nada de la estética. Por el contrario, si alguien llega bruscamente, nos damos prisa de vestirnos o de cambiar de ropa en función del estatuto que le damos al visitante.

Para salir, nos vestimos según la actividad que vamos a ejercer. Si es una cita profesional, de novios o con un amigo, la opción de la vestimenta será más o menos diferente.

Así como para la palabra, las ropas son palabras. Nos gustan, otras nos agreden, nos causan gracia, algunos tienen una influencia en nosotros y queremos imitarlos, o aún nos hablan de una clase social, pueden provocarnos, o inducir rechazo o deseo.  Nos “hablan” también de una cultura, de una religión, y hasta de una personalidad o de una patología. Hay también de los que nos asustan, de los que nos excitan.

Hay también poetas de la vestimenta, estilistas, a través de sus creaciones construyen “sus poemas”, que pueden gustar o no gustar. En definitiva, se trata de entender la ropa como una palabra, un mensaje que le dirigimos al otro o que nos es dirigido. Este mensaje es más o menos frecuentemente consciente.

La pregunta es: ¿Qué voy a significar para el otro con mi manera de vestirme? ¿Cuál es el sentido que voy a comunicar? El sentido depende a menudo del contexto, ahí es donde el lenguaje adquiere toda su fuerza.

En el contexto político/social actual donde, tras los atentados perpetrados en varios lugares del mundo por grupos islamistas radicalizados, llevar una burqa o un burkini se transforma en una especie de palabra muy fuerte que envía un mensaje para poblaciones que se sienten traumatizadas, agredidas, interpeladas por lo vivido por el terrorismo, sin embargo saber qué significa exactamente. Hay pocos reportajes de mujeres llevando esta ropa, no sabemos lo que dicen, incluso puede que digan cosas diferentes. ¿Es provocación?, ¿Se trata de afirmar una identidad? ¿Es una sumisión a una cultura o a una religión? En todo caso, hay un cambio de discurso, la mayoría, como en el caso de mi ejemplo, antes no llevaban esta ropa. Cuál es el sentido que quieren dar a este cambio?

Algo es evidente, no es neutro ni carece de sentido, por el contrario, es un lenguaje potente, cargado de sentido, grita, significa algo. ¿Es una palabra de guerra? ¿De oposición? Es mostrar una acuerdo tácito con los atentados?¿Es una manera de resistir a la cultura occidental y a la democracia? Tenemos que escucharla, hacerla verbal. No se trata más de moda, de una afirmación religiosa, es mucho más que eso. Son estas mujeres que tienen que hablar, decir lo que no está dicho pero significado.

Las interpretaciones, por más justas que sean, solo son interpretaciones, tenemos que interrogarnos, ayudar a estas personas a posicionarse frente a los acontecimientos, a verbalizar lo que la Burqa y el Burkini manifiestan.

Georges Escribano

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Silvia dice:

    Muy interesante el tema sin embargo al final del artículo me faltó la conclusión si esa interpretación debe ser subjetiva o en realidad conlleva un significado propio de la cultura, lo digo por que nos dejamos llevar por las interpretaciones de otros y no conocemos el contexto ni el significado propio de esta vestimenta ni su propósito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies