Grupos de crecimiento personal

01/09/2008

Los Grupos de Crecimiento Personal actuales consisten en una experiencia intensiva de grupo de varios días de duración diseñada con el objetivo de mejorar la relación de las personas consigo mismas y con los demás.

En los grupos se favorece el que los participantes se den cuenta de cómo son sus estilos y modos de relación con los demás y de los efectos que estos tienen sobre sus relaciones interpersonales.

Las experiencias intensivas de grupo intentan promover el desarrollo personal, al ayudar a cada persona a ser consciente de sus propias sensaciones, pensamientos y emociones, con el propósito de lograr una mejora de la comprensión de sí mismo y de los otros.

Los Grupos de Crecimiento Personal actuales tienen su origen en las diversas experiencias del trabajo terapéutico con grupos que se iniciaron y desarrollaron durante las décadas de 1950 y 1960, bajo múltiples formas y orientaciones. LosGrupos de Adiestramiento en Relaciones Humanas, las Dinámicas de Grupo, los Grupos de Encuentro y los Grupos de Desarrollo Personal, entre otros muchos tipos de grupos, fueron diferentes precursores de las actuales experiencias intensivas de grupo.

Los Grupos de Crecimiento Personal no son una forma de psicoterapia o de terapia propiamente dicha. No obstante, se fundamentan en la utilización de principios teóricos y técnicas aplicadas, que tienen su origen en diversas escuelas y orientaciones psicoterapéuticas, con el objetivo de facilitar el desarrollo y crecimiento de personas “normales”; personas que tienen dificultades y/o problemas –tanto personales como de relación social– comunes y habituales en un grado “normal”, es decir, que la intensidad de sus dificultades no les inhabilita de modo grave para su funcionamiento personal y social, aunque les limita notoriamente y condiciona su calidad de vida psicológica y social. Los Grupos de Crecimiento Personal se basan en la idea de que no es necesario estar “enfermo” para mejorar.

La experiencia muestra que, aunque los Grupos de Crecimiento Personal no son terapia psicológica, la experiencia de participar en los mismos puede resultar psicoterapéutica para gran parte de las personas participantes.

Objetivos esenciales

Los Grupos de Crecimiento Personal están orientados a favorecer cambios personales significativos y estables que supongan un desarrollo y crecimiento personal positivo que conduzca a un mayor equilibrio psicológico y emocional mediante el incremento de la consciencia y de la comprensión del propio yo y de las relaciones con las demás personas; cambios que pueden situarse en los ámbitos de la conducta, de las actitudes, de los valores, del estilo de vida, del grado de realización de sí mismo, de las relaciones con el propio sí mismo y con los otros, o de la manera de “estar en el mundo”.

Actividades básicas

Las experiencias intensivas de grupo consisten en la realización de un conjunto planificado de actividades en grupo –en un entorno relajado y seguro– que facilitan el incremento de la consciencia personal e interpersonal, fomentando el conocimiento propio y de los demás a través de ejercicios estructurados de sensibilización y comunicación, así como mediante la experiencia de reuniones en grupos pequeños en los que se combinan de modo equilibrado la comunicación entre las personas, la experiencia emocional y la reflexión.

Estos Grupos de Crecimiento Personal tienen básicamente un carácter vivencial y no académico; los participantes constituyen el núcleo y la razón de ser de la experiencia, mientras que los psicólogos responsables del desarrollo de la experiencia de grupo adoptan un rol de acompañamiento, de supervisión y de facilitación de los procesos de evolución grupal y de desarrollo personal.

La duración de estas experiencias intensivas de grupo suele ser de cinco días aproximadamente –aunque puede variar habitualmente entre dos días y una semana– en las que los participantes conviven en régimen de internado en un entorno propicio para la interacción interpersonal, así como para el análisis y la reflexión personal.

El hecho de que los grupos se lleven a cabo de modo intensivo y en un entorno aislado facilita la toma de distancia temporal de los problemas personales e interpersonales en los que están inmersos los participantes en ese momento concreto de sus vidas, así como el aislamiento de las influencias del entorno que dificultan la concentración en el análisis y la reflexión.

El régimen de internado en el que los participantes conviven de modo ininterrumpido a lo largo de los días promueve y facilita el conocimiento de las personas y el establecimiento de nuevas relaciones interpersonales. Asimismo, permite el ensayo de nuevos comportamientos y modos de actuación que pueden ser extrapolados más adelante al contexto de la vida cotidiana de los participantes.

Las actividades de grupo se llevan a cabo bien en el grupo formado por todas las personas que participan en el encuentro (normalmente entre 20 y 50 participantes), o en grupos pequeños de entre 8 y 12 personas.

¿A quién están dirigidos?

Las experiencias intensivas de grupo están dirigidas fundamentalmente a las personas interesadas en el propio crecimiento personal y en la mejora de sus relaciones personales. Los Grupos de Crecimiento Personal son especialmente eficaces con personas normales que tienen problemas vitales normales en algún área de su vida, especialmente en el ámbito de las relaciones humanas, bien de pareja, familiares o paterno-filiales, o en el ámbito social y laboral.

Además, las experiencias intensivas de grupo resultan de especial interés para los profesionales que trabajan en entornos grupales, especialmente los que trabajan en las áreas de educación, de intervención social y de salud mental, así como para psicólogos y psicoterapeutas interesados en el trabajo con grupos como un elemento de su formación en el campo de la psicoterapia, ya que participar en estos encuentros les proporciona la oportunidad de tener un conocimiento experiencial de esta metodología de trabajo con grupos.

No es conveniente la participación en el mismo grupo de crecimiento personal de personas con relaciones personales cercanas o intensas en la vida externa; por ello, debe evitarse la participación simultánea de miembros próximos de la misma familia, de parejas, y de personas que trabajan en el mismo contexto laboral próximo (en la misma empresa o institución).

La implicación en el cambio personal

La participación en Grupos de Crecimiento Personal supone e implica la intervención activa de cada uno de los miembros de los grupos, mediante la colaboración con el resto de los participantes para ayudarles a experimentar, analizar, comprender y –en su caso– a cambiar su conducta; a la vez que cada participante recibe ayuda del resto de los miembros del grupo. Los participantes en los Grupos de Crecimiento Personal no son unos participantes pasivos que esperan seguir unas instrucciones, recomendaciones o consejos, sino que se implican activamente en el trabajo de crecimiento personal que se desarrolla en el grupo.

Beneficios

Las experiencias intensivas de grupo ofrecen a los participantes una comprensión nueva y rica de su comportamiento, al proporcionar un contexto que facilita la observación directa de su propia conducta y de los efectos de ésta sobre otras personas, por lo que los grupos aportan gran cantidad de información a cada persona sobre cómo lo ven los otros, lo que les ayuda a conocer sus propios estilos de relación interpersonal y a ser conscientes de las reacciones que promueven en los otros. Asimismo, los grupos ayudan a reexaminar creencias y actitudes sobre uno mismo, sobre los otros y sobre el entorno social, a reconocer y reevaluar los propios modos de relación personal, y a ensayar nuevas conductas alternativas en un ambiente seguro en el que no se corre ningún riesgo.

La investigación sobre los Grupos de Crecimiento Personal en sentido amplio ha puesto de manifiesto que la participación en los mismos favorece el cambio y que este cambio tiende a ser estable a lo largo del tiempo. Los resultados indican que estas experiencias intensivas de grupo son, en la inmensa mayoría de los casos, beneficiosas para los participantes al proporcionarles:

Un conjunto de experiencias en un contexto adecuado que les ayuda a incrementar el conocimiento de sí mismos y de sus estilos de relación.

La oportunidad de establecer nuevas relaciones personales con personas en principio desconocidas –y que no tienen una percepción condicionada por circunstancias familiares, laborales o de relación previa– y analizarlas en busca de claves que les ayuden a comprender sus dificultades interpersonales.

La posibilidad de analizar, con la ayuda del resto de participantes, el origen y circunstancias de los problemas personales y de relación a los que se enfrentan, lo que habitualmente produce un aumento y mejora de las relaciones interpersonales y la consciencia intrapersonal.

Aunque pueda parecer paradójico, el enfoque del crecimiento personal en grupo facilita el logro de metas de cambio individuales al aunar, en un entorno seguro, las experiencias emocionales con la reflexión cognoscitiva en un ambiente enriquecido de interacción y comunicación interpersonal, en el que las personas del grupo aportan información, comprensión y apoyo a cada uno de los participantes.

Los Grupos de Crecimiento Personal proporcionan una réplica –en pequeña escala– del entramado social en el que viven las personas, por lo que proporciona un escenario privilegiado para ensayar nuevas conductas y actitudes que es más próximo al mundo real que los métodos que se basan en un enfoque individual.

Para leer:

Luis López-Yarto Izaguirre. Dinámica de Grupos. 50 años después.

Desclée de Brouwer.

William Schutz. Todos Somos Uno: La cultura de los encuentros.

Amorrortu Editores.

Carl Rogers. Grupos de encuentro. Amorrortu Editores.

Contactos:

Experiencia Intensiva de Crecimiento Personal en Grupo.

Fundación Tomillo. 91 561 16 04. www.centroabierto.es.

¿Qué se hace en los Grupos de Crecimiento Personal?

Se convive durante una serie de días –normalmente alrededor de cinco– con otras personas a las que no se conoce al inicio de la experiencia intensiva de grupo.

Se llevan a cabo actividades planificadas de grupo orientadas a la sensibilización, la comunicación y al análisis y reflexión personal, en las que toman parte todos los participantes en la experiencia de grupo –habitualmente entre 20 y 50 personas–

Estas actividades de grupo grande suelen incluir ejercicios:

de comunicación (verbal y no verbal) y de relación interpersonal,

de conocimiento mutuo,

de sensibilización,

de reflexión y análisis intrapersonal

de relajación y/o meditación

ejercicios sociométricos y

ejercicios corporales.

Se participa en reuniones en grupos pequeños –de entre 8 y 12 personas– centradas en la comunicación interpersonal y en el análisis y reflexión personal.

Guillermo Gil

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies