Gracias por darme esta oportunidad

01/10/2010

Ana Millan

Me despierto y visualizo luz que entra por la ventana, una cama amplia y una habitación decorada a mi gusto. Tengo trabajo ese día, tomo mi café y voy a ello. Me gusta mi casa, ya soy independiente. Me gusta mi trabajo, y me siento bien. Mi imagen ha cambiado un poquito de hace unos años aquí, he madurado, pero sigo siendo yo. Ahora tengo y asumo las responsabilidades, y no me siento cansada. Comparto mi vida con alguien, y no sólo con ese alguien. Parece que todo lo he decorado yo, toda mi vida… Ahora Pepe nos dice que tenemos que ir abriendo los ojos… ¡Qué bonito mientras duró la visualización! Así sería mi vida aproximadamente en 5 años…

Era una mañana de Domingo en Noviembre, 2007. Ya llevábamos unos cuantos módulos y me sentía tan en mi salsa como nunca me había sentido. ¡Por fin me comprendían y podía compartir mis vivencias! Antes casi todo era negro, hasta mi ropa. De un tiempo a esta parte, me sentía como un burro en una biblioteca.

A medida que pasó el tiempo, fueron pasando los fines de semana, el invierno, la primavera, el verano…cada vez iba teniendo más claro lo que era y lo que me quedaba por ser. Muchas opiniones acertadas, muchas encontradas, muchas teorías que parecía que habían hecho leyéndome la mente, muchas vivencias que me hicieron darme cuenta de lo malo y lo bueno que tenía, de lo que no quería darme cuenta y acabé por no tener más remedio. Me involucré, reí, lloré, compartí, me aislé…

A día de hoy, Agosto de 2010, me despierto con el despertador, pero en seguida abro la ventana para que entre luz, una habitación decorada a mi gusto. Voy a trabajar, me gusta mi trabajo. Me gusta mi casa y soy bastante más independiente de lo que yo pensé. Mi imagen, pero sobre todo yo, he cambiado, he madurado, y sigo siendo yo. Tengo responsabilidades y las asumo, no con poco esfuerzo, pero me siento bien. Comparto mi vida.

Algún día, a lo mejor, o a lo mejor no, seré psicoterapeuta, como aprendí en el máster, y como voy compendiando a lo largo de mi vida y mis experiencias. Pero lo que sí es seguro es que ya no camino hacia atrás. No soy perfecta, ni quiero. Moldeo mi vida, no tan fácilmente como en aquella visualización, pero tampoco tan caóticamente como estaba antes en mi mente.

Gracias por darme esa oportunidad.

Fdo.

Ana Millán

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies