Mi experiencia por Stephanie Fisher

01/01/2016

Stephanie Fisher

¿Como ha sido para mi el Master del Instituto Galene?

Ha sido todo un viaje, tanto personal como profesional, y para contarlo quiero empezar con la realización de mi estudio de Psicología. Al acabar la carrera no tenía nada claro que quería hacer con mi vida, y al mismo tiempo sentía la presión de tener que hacer algo con ella, y más bien rápido.

Que bien me hubiera venido una terapia humanista en ese momento… Me deje llevar, guiada por los consejos de otros, los deseos de otros y los miedos de otros. Sin querer culpabilizar a nadie, la responsabilidad de mi vida es mía solo que entonces no la asumí. Trabaje unos cuantos años y logré lo que era entonces mi objetivo, dando me cuenta al mismo tiempo que no me sentía satisfecha. Fue entonces cuando me replantee muchas cosas, y entre ellas el para que había estudiado Psicología. Siguieron unos años de diferentes trabajos, voluntariados y cursos en los que me hablaban de personas como Carl Rogers. Poquito a poco estaba aprendiendo sobre la filosofía humanista y me gusto más y más, hasta darme cuenta que yo quería trabajar como terapeuta, terapeuta humanista. Me informe y busque maneras de formarme para lograr este objetivo, busqué tanto en Inglaterra como en España ya que en un proceso paralelo me había dado cuenta que quería volver a vivir en España (después de 12 años en Inglaterra).

Mi primer contacto con Galene, mediante la web, fue algo irreal. ¿Realmente existía este curso, que formada terapeutas integrando las diferentes teorías y practicas humanistas, y que además era semi-presencial? Para mi era exactamente lo que estaba buscando, de lo cual me di cuenta una vez encontrado, y desde allí todo fui muy fácil y rápido, se podría decir que la cosa fluyó.

Los dos años del master… La parte académica ha sido intensa y la parte personal no menos, y también ha sido divertido y… satisfactorio:) Para mi este master me ha proporcionado una formación como terapeuta completa, es decir tanto en el aspecto académico como en el aspecto personal, y también en el matrimonio de estos dos. Yo ya tenía mucha formación académica y sentía que me faltaba algo más personal, un aprendizaje más profundo., y sin este aspecto personal no creo que hubiera podido integrar el componente teórico. Como dijo Gandhi ‘se el cambio que quieres ver en el mundo’, y como también nos han enseñado en el máster ‘no se puede dar algo que no se tiene’. En la parte teórica se aprende muchísimo sobre la persona, su psique, y como y para que se puede haberse desarrollado en la persona y como se ha adaptado de una forma u otra, luego hay una parte medio teórica y medio practica sobre las posibles intervenciones acompañando a un paciente a alcanzar su propósito, y luego hay una parte práctica en la que tú como estudiante puedes vivir estas intervenciones tanto como paciente y como terapeuta. El resultado ha sido un aprendizaje muy integrado y además he aprendido a confiar, en mi, en mis habilidades, y en mi intuición. Cosas que ahora me parecen imprescindibles para poder acompañar a pacientes en su trabajo personal.

¿Es mucho trabajo? sí

¿Es difícil compaginarlo con trabajo, familia, etc.? sí

¿Es duro pagar el master y todo lo que conlleva? sí

¿Vale el esfuerzo? Sin duda ninguna

Como me dijo un amigo justo antes de comenzar este viaje ‘…podría ser la mejor inversión de tu vida’ y creo que, por lo menos en esto, tenía razón.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies