Entrevista a Jesús Mena

01/12/2010

Jesús, tras la Asamblea General Ordinaria de APHICE, la Asociación de Psicoterapia Humanista Integrativa y Counselling de España, has salido elegido como vicepresidente ¡Felicidades! Queremos que, a través de esta entrevista, los lectores de Bonding puedan conocerte mejor a ti y a la Asociación que representas.

¿Podrías compartir tu trayectoria en la Psicoterapia hasta este momento?

Mi trayectoria como psicoterapeuta es muy amplia en el tiempo. Comenzó como un sueño.

Cuando acabé mi carrera de Medicina comencé a trabajar en la Sanidad Pública. A los pocos años contemplaba cómo mi vida no fluía, cómo no era feliz a pesar de desearlo e intentarlo. Decidí hacer un intento para mejorar las cosas. Comencé mi proceso de terapia con Pepe Zurita. A los pocos meses me identificaba con esa forma de llevar a cabo el tratamiento de los problemas psíquicos. Hubo un día que le dije a Pepe: “Quiero ser como tú”. Se lo dije con miedo. Pepe respondió: “Puedes”. Esa palabra estaba llena de poder y confianza a mi persona. Como tal la tomé.

Comencé estudios de Medicina Psicosomática y Psicoanálisis. Posteriormente, cuando acabé la Especialidad Universitaria en Psicoanálisis, el instituto Galene comenzó a impartir el máster en Psicoterapia Humanista. Formé parte de la primera promoción. Fue un tiempo apasionante en el que unos conocimientos se ensamblaban en otros. Fue como el despliegue de la dimensión psíquica y emocional del ser humano materializado en el máster que te hacía entender al ser humano, sus capacidades, sus problemas, sus bloqueos, su sufrimiento. En el máster aprendí que hay una distancia entre el ser humano que sufre o está bloqueado y el que puede ser feliz. Esa distancia, ese camino, se puede recorrer, y ése es el camino de la Psicoterapia: recorrer la distancia entre no ser feliz, no sentirte pleno y la felicidad. Al terminar el máster comencé a ejercer en mi consulta, en la que aplicaba lo aprendido y los primeros pacientes, los primeros procesos de terapia, fueron inolvidables. Seguí mi formación hasta hoy día: cursos, supervisión. Y por fin me decidí a solicitar la acreditación de FEAP cuando comprobé que había completado los requisitos. Lo hice y conseguí la acreditación.

Dices que tu camino como psicoterapeuta comenzó como un sueño…

Sí. Mientras estudiaba Bachiller yo quería ser médico. Deseaba ser médico psiquiatra pero siempre especificaba: “no deseo ser un psiquiatra de los que te atiborran a medicamentos, me gustaría ser como los psiquiatras americanos que curan tratando los problemas”. Así comenzó mi trayectoria. Comenzó con un sueño, el sueño de un adolescente que anhelaba una forma concreta de ejercer la Medicina.

Mis circunstancias biográficas no ayudaban a conseguir ese sueño. Pero la verdad es que era mi sueño y deseaba por encima de todo llevarlo a cabo. Todo mi Bachiller lo dediqué a obtener las mejores notas para poder entrar en Medicina. Conseguí el ingreso en la Universidad Autónoma y licenciarme mientras soñaba ser psicoterapeuta.

¿Qué es APHICE? ¿Cuáles son sus objetivos?

Es una asociación que busca potenciar y difundir el Humanismo tanto en su faceta de Psicoterapia como de Counselling. Su principal recurso es tomar como base la Psicoterapia Humanista para ser soporte y acompañamiento de psicoterapeutas y counsellores tanto en su fase de formación como de despliegue profesional en cualquier momento de dicho despliegue.

Esta asociación, como definen sus estatutos, promueve la docencia, investigación y publicación de artículos y bibliografía de los métodos psicoterapéuticos basados en la Psicoterapia Humanista Integrativa. También interacciona con asociaciones homólogas internacionalmente o afines para el enriquecimiento mutuo con el intercambio de experiencias y recursos. En definitiva, disponer del máximo de recursos e información para su difusión y aprovechamiento.

¿Para qué sirven las Asociaciones de Psicoterapia? ¿Son necesarias para trabajar como psicoterapeuta?

Las Asociaciones de Psicoterapia cumplen múltiples objetivos. Desde mi experiencia, el más importante es el ofrecer a la persona interesada en el ejercicio de la Psicoterapia o el Counselling la pertenencia a un colectivo que comparte intereses y experiencias que pueden enriquecer al profesional, allanarle el camino y ofrecer recursos para el despliegue profesional. El ser humano puede conseguir mejor sus objetivos con la cooperación. En una asociación, al menos en APHICE, se busca la cooperación, esto es ofrecer sus recursos a los interesados y recibir sus aportaciones.

Las asociaciones desde el punto de vista práctico son necesarias por lo dicho anteriormente. El ser humano alcanza el máximo desarrollo de sus capacidades en la cooperación. En la cooperación el ser humano se potencia tanto cuantitativamente como cualitativamente. Un psicoterapeuta en una asociación tiene acceso a más recursos que aislado. El ser humano no es un ser aislado ni tiene su éxito en la competición desleal, sino en la cooperación. A la vez, en una asociación el psicoterapeuta puede ofrecer sus recursos y experiencia.

Desde el punto de vista legal y normativo una Asociación de Psicoterapia es el vehículo para conseguir la acreditación como Psicoterapeuta por la FEAP y sólo a propuesta de una asociación se puede conseguir.

¿Desde cuándo existe APHICE? ¿Qué significa para ti pertenecer a esta Asociación?

APHICE existe desde hace casi 10 años. Pertenecer a APHICE significa pertenecer a una asociación que busca fomentar y difundir un modo, una escuela concreta de Psicoterapia que es la Humanista. Desde siempre –y quién me conozca puede constatarlo- me he implicado en lo que creía. Pertenecer a esta asociación significa sentirme al lado de las personas y cooperar con quien desea tomar el Humanismo como base de la Psicoterapia y el Counselling. Significa plasmar en una pertenencia una forma de concebir la psicoterapia y la vida. Significa dar sentido a esa parte del ser humano que tiene necesidades trascendentales, como describió Maslow. Ahora, representar a la asociación es una responsabilidad. En el ejercicio de las responsabilidades hay que ser cuidadoso y riguroso y saber que tus actuaciones tienen más trascendencia.

¿Consideras que es importante el ser un psicoterapeuta acreditado por tu Asociación y por la FEAP y por qué?

Lo es por varias razones. La primera es que te da un valor profesional. Conseguir la acreditación por APHICE y la FEAP te da el valor profesional de contar con la formación necesaria para el ejercicio de la Psicoterapia. La segunda son nuestros pacientes. Los pacientes depositan en las manos de sus psicoterapeutas su confianza para la resolución de sus problemas. El paciente confía en su psicoterapeuta. Lo mínimo que puede ofrecer el psicoterapeuta es contar con la capacitación y competencia adecuada y eso lo miden las Asociaciones de Psicoterapia y la FEAP en base a unos criterios, al igual que las Facultades otorgan un título universitario cuando se han superado unos conocimientos y competencias. Una tercera razón es la seguridad profesional. La acreditación te define como profesional legalmente competente para el ejercicio de la Psicoterapia y con ello te defenderás de posibles juicios y denuncias que los profesionales somos objeto. Una última razón es que al acreditarte, tu asociación, en este caso APHICE te da una parte de su prestigio y sus valores, te ofrece un aparte de sí misma y recibe lo que tú puedas ofrecer. Los valores humanistas toman al ser humano como sujeto y objeto de cualquier actuación, toman al ser humano como fin en sí mismo.

La Psicoterapia no es un cursillo, es algo muy serio. Los pacientes acuden a ti y tú les acompañas, les das la ayuda que buscan con tu profesionalidad y para ello has de ser competente.

¿Cuáles son los objetivos de APHICE, en esta nueva etapa en la que tú eres vicepresidente?

Los objetivos de APHICE en esta nueva etapa son similares a los anteriores pero más diversos, más adaptados a la realidad actual. En diez años la sociedad, la realidad en que vivimos, ha cambiado. APHICE ha de diversificar sus objetivos y hacerlos más cercanos a la realidad actual, a las necesidades de sus profesionales. En primer lugar, seguir difundiendo los conocimientos de Psicoterapia humanista, los que había y los que hay hoy día y hacerlo de una forma que la formación esté acreditada. Esto es, una continua actualización en contenidos y en métodos. También promover la investigación que llevará a describir nuevos conocimientos y metodología para el proceso psicoterapéutico. Pero, sobre todo, el acompañamiento al profesional en el despliegue de su proyecto, y ofrecerle las facilidades para la consecución de su acreditación, así como el asesoramiento para el ejercicio de la profesión de Psicoterapeuta o Counsellor.

Por supuesto, no hacer de APHICE una asociación cerrada. Una asociación que informe de los recursos que ofrece, pero también de los que se ofrecen fuera de ella y, por ejemplo, de cómo conseguir los requisitos para la acreditación en APHICE, pero también fuera de APHICE. APHICE no tiene ánimo de lucro. Tiene ánimo de expansión de la Psicoterapia Humanista.

Por último, hacer llegar APHICE no sólo a los profesionales, sino a todas las personas interesadas en la Psicoterapia Humanista, a la persona no profesional pero que desea conocer el mundo de la Psicoterapia Humanista. Abrir este mundo y su conocimiento a las personas que sientan inquietudes humanistas y de crecimiento del ser humano.

Para mí, el objetivo principal es que APHICE sea un ser vivo que abra sus brazos y su corazón a todos los interesados en la Psicoterapia Humanista.

¿Desde cuándo perteneces a la Asociación? ¿A quiénes animarías a pertenecer, y por qué?

Ufff…… Esta pregunta me hace sentirme muy mayor… Fui miembro fundador. Éramos unos jóvenes estudiantes de Psicoterapia. Casi diez años.

Animo a pertenecer a APHICE a las personas que tomen como referencia el Humanismo para el despliegue personal y profesional. Animo a futuros psicoterapeutas y counsellores que deseen ejercer con plenitud de recursos y que busquen la cooperación en la que podrán aportar mucho de sí mismos y recibir la orientación y compañía en lo necesario para el ejercicio de la Psicoterapia.

Parece a veces que la Psicoterapia está reservada a unos pocos, que el camino es largo y los requisitos complicados, farragosos…

La Psicoterapia está abierta y es asequible a cualquier persona que desee trabajar en la relación de acompañamiento psicológico y humano al paciente. No hay que ser más inteligente. Eso sí, hay que tener capacidad de empatizar con el paciente, capacidad de acompañarle y ofrecerle seguridad. Esto sí es imprescindible para un psicoterapeuta. Los requisitos se completan paso a paso. Son un camino sencillo pero completo, a la vez que necesario, para poder aportar recursos y métodos a la disposición de empatía, acompañamiento y amor al paciente. No hay que ser de otra pasta. Lo puedo decir yo, un chico de barrio que sin recursos comenzó desde cero y eso sí recorrió todos los pasos necesarios. Un chico de barrio que tenía un sueño y se dedicó a construirlo y así el sueño se hizo realidad, el chico se hizo hombre maduro y hoy día vivo mi vocación hecha profesionalidad y mi sueño hecho realidad.

Y por último ¿qué les dirías a las personas que quieren convertirse en psicoterapeutas para ayudarles en su camino?

El camino del psicoterapeuta es apasionante, único. Entrelazas tu profesión con el crecimiento de tus pacientes y contemplas día a día cómo dejan atrás el sufrimiento y cómo crecen en recursos, cómo desarrollan la confianza en sí mismos y llegan a ser plenamente felices. Un día te dicen adiós y tú te sientes realizado profesionalmente por haberles ayudado a crecer y encontrar su felicidad. De la mayoría no sabes más porque no necesitan más de ti. Se parece a la paternidad de los padres que favorecen el crecimiento sano de sus hijos pero traducido a lo profesional.

Muchas gracias Jesús en este nuevo y excitante periodo de tu vida profesional

jesus mena

Jesús Mena

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies