Emociones en la psicoterapia humanista integrativa

01/06/2006

La Psicoterapia Humanista Integrativa, nace de la integración de diferentes Técnicas de Psicoterapia Humanista que sobre una base estructural de Análisis Transaccional va enriqueciéndose con el estilo gestáltico, la incorporación del cuerpo al proceso psicoterapéutico que ofrece la Bioenergética y el manejo del trabajo emocional que nos da el Proceso del Duelo, basado en la teoría del Apego de Bowlby.

El desarrollo del esquema de los cinco niveles comenzó hace 18 años, cuando yo estaba empezando en psicoterapia, trabajaba con toxicómanos, especialmente heroinómanos, y en ese momento necesitaba tener un esquema de trabajo con mis pacientes, que me permitiera clarificar desde mi cabeza como hacer el tratamiento. Entonces comencé a buscar esquemas que me funcionaran para trabajar y encontré el Diagrama de la Comunicación de Graham Barnes, (transaccionalista del norte de Europa), de tres niveles: nivel social, psicológico y existencial y con eso empecé a intentar explicarme la profundidad que había en las intervenciones terapéuticas con mis pacientes.

Nivel Social

Nivel Psicológico

Nivel Existencial

Como aquello no era suficiente para mí, porque me faltaba sitio para meter los contenidos que iba trabajando con mis pacientes, lo enfrenté a los tres niveles de actuación del Análisis Transaccional: acción, pensamiento y emoción, como señala Richard Erskine en el articulo ABC de una Psicoterapia efectiva (TAJ, abril 1975)

Acción

Pensamiento

Emoción

Y al enfrentarlo con el Diagrama de Graham Barnes vi que no coincidían los niveles y quedaban acabalgados. Al juntarlos me di cuenta de que se formaban distintos niveles, y aquello empezó a tener sentido en mí, y empecé a poder clasificar contenidos en este esquema.

Acción

………………………………………………………………………………………………………

Nivel Social

………………………………………………………………………………………………………

Pensamiento

………………………………………………………………………………………………………

Nivel Psicológico

………………………………………………………………………………………………………

Emoción

………………………………………………………………………………………………………

Nivel Existencial

………………………………………………………………………………………………………

Inicié la tarea de darle nombre a cada uno de los seis niveles que aparecieron y el primero, una acción a nivel social, claramente es donde está la conducta. A continuación en la franja de pensamiento y todavía a nivel social está el pensamiento social, que es el procedimiento del proceso cognitivo para llevar a cabo acciones a nivel social y está íntimamente ligado con el nivel superior, la conducta, ya que es necesario para llegar al movimiento, a la acción. Por ejemplo, si yo quiero hacer una paella tengo que comprar el arroz, tener el recipiente y seguir los pasos de la receta para los ingredientes, tiempos de cocción, etc., todo eso está en mi cabeza y van a ser una serie de procesos mentales que me van a llevar a realizar una acción, eso es el pensamiento social.

2006-06-01

Si continuamos en la franja de pensamiento ya en el nivel psicológico está el pensamiento profundo que corresponde a una profundización del proceso cognitivo, y aquí están los ideales, creencias, valores, principios, aquí empiezan a aparecer elementos importantes que conforman la psicopatología de los pacientes como prejuicios, fantasías, mandatos, impulsores, programas de guión, etc.

Ahora llegamos la emoción, y antes de contaros el contenido de la banda de la emoción, quiero desarrollar como llegamos a las emociones con las que trabajamos, un marco teórico con respecto a las emociones que sin entrar en que sea “la verdad”,… a nivel práctico a nosotros nos funciona.

Nos vamos al desarrollo del mundo emocional del bebé, cuando todavía no puede sentir, solo puede notar o experienciar dos opciones placer/displacer.

¿Cuándo sentirá placer? Cuando su mamá, su papá o su sustituto le da de comer, le abraza, le lava,…. entonces sentirá placer, y…

¿Cuándo sentirá displacer? Cuando tiene hambre, cuando tiene frío, cuando esté solo, etc., es decir cuando le falten los cuidados que le proporcionan el amor de mamá o papá. El placer le va a llegar a través del amor de mamá y el displacer le llegará a través de la falta de ese amor parental que el niño vivirá como miedo a perder ese amor tan necesario para seguir viviendo.

El bebé, como todavía no tiene percepción del tiempo, cada instante que vive es eterno, por lo tanto cuando está recibiendo cuidados, está recibiendo amor, está siendo amado.

La existencia del bebé transcurre en un continuo de AMOR y así puede desarrollarse saludablemente, tan solo se interrumpirá ese continuo cuando se dé alguna circunstancia de displacer (hambre, que esté solo, etc) que podrá ser una experiencia momentánea de forma real pero “eterna” para la vivencia del niño. No pasa nada, en cuanto la necesidad del niño se ve satisfecha éste vuelve a sentirse en el continuo de AMOR y todos sabemos que los bebés se adaptan enseguida al instante presente. Tan solo en los casos en los que esta vivencia de MIEDO que se va acumulando sea demasiado profunda o repetitiva al ir acumulándose formaría un conflicto que de momento no va a dar la cara, pero que en el futuro probablemente ocasionará una sintomatología.

Según se produce el desarrollo emocional en el niño del AMOR saldrán las tres emociones básicas agradables que son la alegría, el amor horizontal, y el poder.

La Alegría es la reacción al placer, a algo positivo.

El Amor horizontal será el amor a uno mismo, a sus amigos, parejas, etc.

El poder que es sentirse capaz, no es un poder sobre otro sino un sentirse con la capacidad de lograr algo.

Y del MIEDO, según evoluciona el niño, desarrollará las tres emociones básicas desagradables: la tristeza, el miedo lógico y la rabia.

La tristeza es la reacción emocional a la pérdida,

El miedo lógico es la reacción al peligro real,

y la rabia es la reacción ante la agresión.

ALEGRÍA TRISTEZA

AMOR HORIZONTAL MIEDO LÓGICO

PODER RABIA

Entonces en la banda emocional y a nivel psicológico estarían la alegría enfrentada a la tristeza, el amor horizontal al miedo lógico y el poder a la rabia. Las emociones básicas están enfrentadas dos a dos y eso nos permite trabajarlas mejor en terapia.

Ya en el nivel existencial en la banda de la emoción, estará el AMOR PARENTAL y el MIEDO EXISTENCIAL,

El AMOR PARENTAL se refiere a toda la vivencia amorosa que, desde el instante de la concepción, nos permite desarrollarnos protegidos por ese vínculo con la madre o su sustituto.

El MIEDO EXISTENCIAL es el miedo a perder el amor parental, y puede ser incorporado fundamentalmente de dos formas, que serían el miedo a ser tragado, invadido, manipulado o violado y el miedo a ser abandonado.

Y en este nivel que nos queda por llenar, durante mucho tiempo puse una interrogación. Salía un nivel más, no tenía datos para darle un contenido y llamé a este esquema “el esquema de los 5 niveles” porque yo trabajaba en estos 5 niveles y me quedaba el último con una interrogación; después empecé a poner tímidamente espiritualidad y mas tarde trascendencia, y poco a poco he ido confirmando que este nivel es muy importante para todo el esquema. Incluye los contenidos más profundos del ser humano que tienen ver con la trascendencia. En este nivel no intervenimos directamente pero en nuestra experiencia, durante el proceso de terapia se producen cambios a este nivel que hacen congruente la columna.

PRINCIPIO DE LA COHERENCIA Y CONGRUENCIA

El funcionamiento del esquema de los cinco niveles se basa en el principio de coherencia y congruencia, que quiero explicaros brevemente.

Cuando dos niveles del esquema son acordes, decimos que son coherentes y cuando todos los niveles son acordes o coherentes diremos que hay congruencia.

La clave de este esquema es que cada elemento que está en un determinado nivel, necesita tener por debajo un contenido coherente con el concepto del nivel más superficial para sujetarlo,… entonces, si hay un elemento que no es coherente con el anterior se producirá una falla en la columna, que la persona no puede soportar demasiado tiempo.

Si tenemos un paciente alcohólico, veremos que presenta en el nivel de CONDUCTA un consumo repetitivo y excesivo de alcohol, probablemente otras conductas evitativas, a veces conductas violentas y con toda seguridad que tiene otros hábitos autodestructivos.

En el nivel de PENSAMIENTO SOCIAL habrá una justificación de “porqué bebe”, pensamientos de “necesito una copa para atreverme a enfrentarme a….”

En el PENSAMIENTO PROFUNDO aparecerán mandatos como Sé dependiente, No seas sano, No vales, No pienses, etc., o incluso No vivas.

En las EMOCIONES BÁSICAS habrá mucha Rabia y muchísimo Miedo, que el alcohol “ayudará” a calmar. Probablemente también sentirá Tristeza.

Y ya en la EMOCIÓN PROFUNDA seguro que hay mucho miedo existencial a la invasión y al abandono.

La patología tiene una congruencia en todos los niveles que permite que se asiente en la persona y que perdure durante mucho tiempo.

Si en este ejemplo nuestro paciente alcohólico cambia su conducta y deja de beber, difícilmente va a conseguir que ese cambio perdure, ya que no tiene soporte en los niveles inferiores. Si se incorpora a un programa de ayuda médica o algún grupo de autoayuda, podrá colocar en el Pensamiento Social un “tengo que dejar de beber”, o un “Yo soy capaz de dejar de beber”. Esto hará de soporte del cambio conductual durante un tiempo pero no será permanente mientras no genere cambios en los niveles mas profundos.

Si trabajamos con él en un proceso de terapia profunda en el que consiga redecidir los mandatos de su guión de vida y a nivel emocional logre canalizar esa rabia que le está destruyendo su vida y el miedo que no le deja vivir y deje paso a sus emociones de poder alegría y amor y en el nivel mas profundo se sienta querido y que se puede confiar en el y se sienta con una base segura en la que poder apoyar toda su columna, entonces con un esquema congruente el paciente si se habrá curado y sus cambios serán permanentes.

Lo que habrá que buscar es “cómo” hacer para que un paciente se cure, es decir que los contenidos de la columna del lado de la patología den lugar a otros en el lado de la salud y que se construya una columna congruente.

Según estamos trabajando en terapia el paciente consigue algún cambio que se va a mantener si tiene una coherencia con el nivel inmediatamente más profundo, pero esto no es definitivo. Durante la terapia, la Relación Terapéutica va a servir para soportar y mantener estos cambios, de forma que el paciente momentáneamente depende de un apoyo externo, ya sea terapéutico, familiar o circunstancial que permite mantener esos cambios, pero cuando desaparece ese apoyo externo estos cambios se puede venir abajo, por la necesidad de contención congruente de la columna.

Si buscamos un cambio permanente es decir que el paciente se cure, habrá que acompañarle a que logre un cambio en los 5 niveles, que le permita tener una columna congruente y lograr que el cambio sea definitivo, así…. el paciente estará curado.

José Zurita

José Zurita

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Gerson dice:

    Muy buen aporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies