Emociones en la infertilidad

01/06/2014

El camino de la infertilidad es un carrusel de emociones que se suceden, aparecen y desaparecen en función al momento que se esté transitando. Algunas de las que están presentes en las mujeres que se encuentran con dificultades para tener un hijo son…

MIEDO a…
No conseguir cumplir el sueño de ser madre, de tener a tu bebe en brazos, acunarle, abrazarle, cuidarle, limpiarle, mirarle, que te mire, alimentarle, sarle, amarle…
No ser suficiente mujer para ser madre, a no valer para ser madre, a no poder ser buena madre…
Que tu pareja te abandone porque no puedes darle un hijo, a que deje de quererte, a que se vaya con otra que si pueda darle un hijo….
Ser menos que otras mujeres que si consiguen ser madres, a valer menos que otras mujeres….
Que no llegue nunca el futuro que habías imaginado con una familia, hijos, a tener que cambiar tus planes….
La incertidumbre, a no saber qué pasará, a no saber a qué atenerse….
No cumplir las expectativas de los que te rodean.

RABIA porque….
Mes a mes vuelves a encontrarte con la menstruación que pone fin a tu sueño.
Otras mujeres se quedan embarazadas sin ningún problema, a la primera de cambio, y tu llevas meses…años….intentándolo sin conseguirlo.
Otras mujeres que no quieren ser madres se quedan embarazadas y tú que lo deseas con todo tu corazón no lo consigues.
Otras personas te preguntan que por qué no te animas a tener hijos…

TRISTEZA por…
No conseguir cumplir el sueño de ser madre, de tener a tu bebe en brazos, acunarle, abrazarle, cuidarle, limpiarle, mirarle, que te mire, alimentarle, besarle, amarle…
El futuro que habías imaginado con una familia, hijos…. no llega nunca.
La pérdida de la maternidad, al menos tal y como la habías imaginado.
Todas estas emociones y muchas otras, acompañadas de mucha frustración y mucho dolor, como ya he comentado en otras ocasiones, es frecuente que no se compartan y se vivan en soledad lo que agudiza enormemente lo doloroso de su vivencia.
Sin embargo, resulta muy beneficioso, yo diría que imprescindible, poder expresarlas libremente, normalizarlas entendiendo que hay muchas otras mujeres que sienten lo mismo, sentirse entendida,  aceptada y acogida al expresarlas…
Lo ideal sería que estas mujeres pudiesen contar con personas con las que compartir como se sienten, desahogarse y liberar todas las emociones acumuladas, pero la realidad es que muchas de ellas no cuentan con un entorno en el que poder apoyarse.
En estos casos es recomendable que acudan a un profesional que les preste apoyo emocional, que las entienda, con el que puedan expresarse libremente, y así, poco a poco ir aceptando cada una de las etapas que están recorriendo, tomando conciencia de los recursos que tienen para gestionar sus emociones y así poder tomar las decisiones oportunas en cada momento.

Sandra Pérez

 

 

 

Enlace:  Proyecto de Acompañamiento en la Infertilidad (PAI)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies