Cuando estás deseando volver de vacaciones

03/09/2018

Lucrecia García-Atance Villalonga

Ha vuelto a llegar septiembre y la gran mayoría de nosotros (terapeutas y pacientes) volvemos de vacaciones. Este es el tema que han traído todos mis pacientes, cómo han ido sus vacaciones. Algunos han disfrutado mucho y les gustaría que durasen más y otros vuelven removidos, inquietos y prácticamente agradeciendo que se haya acabado el mes de agosto.

Esto me ha hecho reflexionar, aunque parezca mentira, no a todo el mundo le sienta bien irse de vacaciones. Es paradójico, mi sensación con algunos pacientes ha sido “necesita unas vacaciones de sus propias vacaciones”.

Hay gente a la que no le sientan bien sus vacaciones ¿por qué?

Las vacaciones son ese tiempo y espacio vacío de acciones. Acciones cotidianas, rutinarias que sin lugar a duda nos pueden aburrir, frustrar, cansar y que a pesar de todo esto nos ofrecen una estructura. En vacaciones esta estructura que sostiene cada uno de nuestros días, desaparece y ya no tenemos que estar pendientes del móvil, del email, no tenemos que ir a trabajar. Es más, podemos hacer lo que queramos: viajar, dormir, visitar a familiares o amigos, hacer muchos más planes y no tener horario (y por ende no tener estructura). Algunos podemos pensar “¡Qué gozada!”.

Pues para otras personas es un verdadero suplicio porque su estado de ánimo, su estabilidad emocional, se sostienen gracias a esa estructura, cuando esta falta, estas personas caen en un vacío y se tienen que enfrentar a si mismos (sus pensamientos, sus miedos y temores, todo aquello que en el día a día  está controlado y/o reprimido por la cantidad de cosas que hay que hacer y forman parte de la rutina).

Además, no pueden ir a su sesión de terapia semanal, porque su terapeuta también está de vacaciones, de tal forma que la estructura que ofrece el proceso de terapia tampoco está presente.

Cuando una persona se siente en el vacío, sin la estructura que normalmente le sujeta y no ha descubierto todavía sus propios recursos para generar otra estructura en vacaciones, se siente francamente mal. Algunos de mis pacientes han descrito esto como “desbordante, solitario, agotador, confuso, sin dirección”.

La estructura es importante porque, valga la redundancia, estructura y hace la vida más fácil, más segura y más estable. La cuestión es…

¿Qué tipo de estructura generamos con nuestra rutina y nuestros hábitos?

¿Tenemos rutinas en las que dejamos espacio para contactar con nuestras necesidades, asuntos no resueltos, conflictos internos? ¿Creamos un “día a día” en el que hay tiempo y espacio para dedicarle tiempo a nuestras emociones? ¿ La terapia es el  único espacio para conectar con uno mismo?

Si en nuestras rutinas tenemos tiempo y espacio para conectar con nosotros mismos, entonces es muy posible que ya tengamos identificados y hayamos puesto en práctica nuestros recursos para que en vacaciones no sintamos que nos vamos a la deriva.

¿Acaso nuestras rutinas están llenas de tareas que no nos dejan tiempo para conectar nosotros mismos? ¿Son rutinas que nos mantienen ocupados para no sentir, para no pensar? ¿Son rutinas que nos hacen desconectar de nosotros mismos?

Si este es el caso, no me extraña entonces que, al llegar las vacaciones, caigamos en picado en nuestras emociones, pensamientos y asuntos no resueltos y sintamos que nos ahogamos en ellos.

Así que, como yo he podido disfrutar y aprovechar mis vacaciones y vuelvo con ganas de trabajar, veo esto como una oportunidad para revisar con mis pacientes cómo se organizan sus rutinas y que está sucediendo en su interior para necesitar escaparse de si mismos en su día a día. Espero que así, sus próximas vacaciones puedan disfrutarlas al máximo.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies