Carl Rogers entrevista a Gloria

01/02/2014

Os presentamos un film producido por Psychological Films en 1964 en el que se muestra una sesión de terapia realizada por Carl Rogers, fundador de la psicoterapia humanista integrativa.

En la primera parte, Carl Rogers explica su sistema terapéutico y posteriormente demuestra su trabajo con Gloria.

TRANSCRIPCIÓN DE LA EXPLICACIÓN DE CARL ROGERS

En mis años de experiencia terapéutica, me he dado cuenta de que si puedo crear el ambiente adecuado, la relación adecuada, las condiciones adecuadas, el proceso de movimiento terapéutico ocurrirá casi inevitablemente en mi cliente. Ahora bien ¿cuál es ese ambiente?, ¿Cuáles son esas condiciones?, ¿Existirán en la entrevista con la mujer con la que estoy a punto de hablar y que nunca he visto antes? Déjenme describirles brevemente cuales son estas condiciones, tal como yo las veo.

Primero que nada, una pregunta es: ¿Puedo yo ser real en la relación? Esto ha cobrado gran importancia para mí a través de los años. Siento que “genuinidad” es otra forma de describir la cualidad que me gustaría tener. Me gusta el término congruencia, con el que me refiero a que lo que estoy experimentando dentro de mí está presente en mi conciencia y se transmite a través de mi comunicación. De cierta forma, cuando tengo esta cualidad soy solamente una pieza en la relación.

Existe otra forma para mí de describirlo: siento que en la relación me gustaría tener transparencia, me gustaría que mi cliente pudiera ver a través de mí, que no existe nada escondido. Cuando estoy siendo real de esta forma, sé que regularmente mis propios sentimientos emergerán a mi conciencia y serán expresados en formas que no se impondrán a mi cliente.

La segunda pregunta que haría es: ¿Me encontraré valorando a esta persona?, ¿preocupándome por esta persona?

Asumiendo que no quiero fingir que no siento, de hecho, si no me gusta mi cliente, siento que debo expresarlo. Pero sé que es más probable que el proceso de terapia ocurra, así como que los cambios constructivos ocurran, si siento una aceptación real y espontánea hacia el individuo con el que estoy trabajando, una apreciación de dicha persona como individuo. Se puede llamar aceptación, preocupación o un amor no posesivo, si así lo desean. Creo que cualquiera de esos términos lo puede describir. Sé que la relación será más constructiva si esto está presente.

La tercera pregunta es: ¿Seré capaz de entender el mundo interno de este individuo, desde dentro?, ¿podré ver a través de sus ojos?, ¿seré capaz de ser lo suficientemente sensible para moverme dentro del mundo interno de sus sentimientos?, ¿qué se siente al ser ella? Basta con que no sólo me dé cuenta del significado superficial, sino también del significado que existe debajo de éste. Sé que si puedo adentrarme de forma sensible y precisa en su mundo de experiencia, el cambio y el movimiento terapéuticos son más probables.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies