¿Buscamos la felicidad?

01/09/2014

José ZuritaHay quien define la vida como un juego en el que el objetivo de todos los jugadores es conseguir la felicidad. Si miramos a nuestro alrededor y cómo está el mundo, parece claro que la felicidad no es el más común de los bienes.

Comenzamos un nuevo periodo tras las vacaciones de verano. Un nuevo curso que nos permite realizar cambios para comenzar de otra manera, con otro ánimo nuestra vida. Cada cierto tiempo es conveniente que nos demos un respiro, que nos tomemos un tiempo para nosotros y reflexionar sobre nosotros y nuestra vida.

Muchas veces hablamos de la felicidad pero casi siempre desde fuera. Si enfocamos en nosotros, podemos hacernos algunas preguntas interesantes. ¿Soy feliz?, ¿Es posible ser feliz?, ¿Hago lo correcto para ser feliz?, ¿Tengo derecho a ser feliz?, ¿Qué podría hacer para mejorar mi camino hacia la felicidad?

¿Qué es la felicidad? Para mí se trata de un estado de ánimo de satisfacción, paz interna, coherencia,  estabilidad, conexión amorosa con el mundo, alegría y serenidad. Parece que etimológicamente viene de fértil, fructífero o fecundo (por lo que la satisfacción sería la primera sensación que nos acerca a la felicidad) y por otro lado también de tener un buen espíritu (o tener buena relación con los dioses ¿?)

¿Cuál o cuáles pueden ser las causas de no ser feliz? A poco que pensemos y veamos la realidad que nos rodea, nos damos cuenta de que algo en el interior de la mayoría de las personas debe funcionar mal. Hacemos tantas cosas que van en contra de nosotros y de nuestra felicidad…

Podemos ver como hay muchas personas que se maltratan claramente y se lo toman con una naturalidad pasmosa. Otras se boicotean cada vez que se acercan a algo bueno o a estar bien. Las hay que se impiden las experiencias gratificantes. Otras que naufragan en alcohol u otras drogas. Miles de situaciones más se podrían exponer para dejar claro que algo no funciona en la supuesta búsqueda de la felicidad a la que todos nos apuntamos.

¿Cómo podemos mejorar nuestra felicidad o nuestra búsqueda de ella?
Lo primero que podemos hacer es una autorreflexión sobre nuestra vida presente y decidir actuar activamente para resolver lo inadecuado que encontremos. Podemos hacer balance entre lo positivo y lo negativo. Si nos damos un tiempo y pensamos, para empezar, en cómo está nuestra vida desde la simple perspectiva de lo positivo y lo negativo de nuestra vida, obtendremos alguna pista acerca de qué hacer.

La vida tiende a la estabilidad y al crecimiento por lo que todo lo que apunte al desequilibrio o al estancamiento ya suena como nocivo. Podemos buscar lo que en nosotros está inestable, los desequilibrios entre como soy y como quiero ser, entre lo que hago y lo que quiero hacer, entre lo que tengo y lo que quiero tener… Por otro lado evaluar en qué aspectos de mi vida hay bloqueos, pasividad, interrupciones, aislamiento, improductividad,…

Cuando hacemos descubrimientos o tomas de conciencia sobre algo interno o externo que no nos gusta de nosotros, a veces podemos resolverlo con una buena decisión pero a veces necesitamos ayuda externa profesional para resolver impasses profundos a los que no podemos llegar por nosotros mismos. Aquí la acción que nos sacará del bloqueo será la de iniciar una terapia que nos aporte la asistencia que necesitamos.

Además de la revisión interna y la resolución de los problemas que podrían estar interfiriendo, quiero aportar algunas sugerencias que pueden ayudar en ese camino hacia la propia felicidad:

  • Vive en el presente mirando a objetivos futuros. Solo tienes el momento presente para vivir, disfrútalo como un buen regalo de la vida.
  • Valora lo que tienes y con lo que ya cuentas. No lo desprecies.
  • Siente y muestra tu agradecimiento hacia lo que tienes y hacia las personas que te quieren y te cuidan. Agradécete a ti lo bueno que te das y a los demás lo que te ofrecen.
  • Respétate a ti, a los demás y al mundo. Haz del respeto una forma de afrontar tu vida.
  • No procastines: enfréntate a tus retos ahora, no los postergues para más adelante. Haz primero lo que más te cuesta y así lo demás fluirá maravillosamente.
  • Escucha música, anima tu cuerpo y te conecta con la alegría.
  • Permítete conocer personas nuevas, descubrir sitios nuevos, tener experiencias enriquecedoras, disfrutar de las pequeñas cosas.
  • Potencia tu vida emocional. No tengas miedo a las emociones. Ama lo más profundamente que puedas y a cuantos más mejor. Permite que te llegue el amor de los demás. Afronta tus miedos y véncelos, no seas cobarde. Muestra y comparte tus alegrías. Expresa tu rabia y tu tristeza con protección, no dejes que se instalen en ti. Utiliza tu poder personal para hacer de este un mundo mejor.
  • Cuídate para estar sano. Haz ejercicio físico, aliméntate de forma natural y variada, respeta tus ritmos biológicos.
  • Sé generoso, solidario y tolerante con el mundo en el que vives.
  • Busca tu autonomía: No dependas de los demás ni material ni emocionalmente.
  • Pon orden en tu vida, dentro y fuera de ti.
  • Arréglate, siéntete bien contigo y con tu cuerpo.
  • Vive placenteramente todo lo que puedas.
  • Piensa primero en ti y cuida de cubrir tus necesidades. Si tu no cuidas de ti, necesitaras depender de alguien que lo haga por ti.

Tienes derecho a ser feliz. Si dudas ante esto revisa tus creencias infantiles y redecide acerca de tu derecho a ser feliz. Todo ser humano tiene ese derecho y la mayoría actúa en contra. Resuelve cualquier desajuste que sientas ante este derecho.

…. Y recuerda que si la vida es un juego donde los jugadores buscan la felicidad, no se trata de lograrla al final, sino durante todo el juego. ¡Que la fuerza te acompañe!

Espero que os guste este número de BONDING y lo difundáis entre vuestros amigos y colegas (animarles a suscribirse y así les llegará gratuitamente cada mes) y, ya sabéis que estamos permanentemente en www.bonding.es

Un abrazo a tod@s.

José Zurita

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. diciembre 1, 2016

    […] Aquí va un TOP10 de cosas que podemos hacer para aprender a “cómo ser feliz”. Cosas sencillas para sentirnos más felices extraídas del artículo “¿Buscamos la felicidad?”: […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies