Es de bien nacido ser agradecido

01/08/2013

jose zurita

José Zurita

Hace muchos años, cuando estudié el proceso del duelo por primera vez, me sorprendió positivamente la necesidad de incorporar la gratitud en la resolución de una relación. Hasta entonces no había pensado detenidamente sobre la grandísima importancia e incluso de la necesidad que tenemos de experimentar el agradecimiento en nuestra vida.

Mi madre me decía con cierta frecuencia ese dicho que encabeza el editorial de este mes. “Es de bien nacido ser agradecido”, y aunque esas repeticiones parentales ejercen su función adecuadamente y se infiltran en nosotros permitiendo que incorporemos su esencia, no lo había hecho consciente o al menos no tan consciente.

Era una persona educada y complaciente y daba las gracias por lo que recibía, sí. Pero no había esa profundidad que siento ahora ante algo que se me da o que la vida me ofrece. Hoy en día siento un agradecimiento de corazón cuando me enfrento a muchos momentos de mi vida en los que recibo los regalos que ésta me ofrece.

Una conversación profunda e intima, una caricia, un regalo, una frase que me da qué pensar, un reto al que me enfrento o una simple observación de lo maravillosa que es la vida me llenan de gratitud. Pero no tanto de un agradecimiento pensado como sentido. Me emociona. Algo se me mueve dentro ante cosas tan aparentemente triviales como pasear por mi barrio, sentarme en mi jardín a leer o a escribir estas notas.

El pasado mes he vivido una experiencia nueva para mí en las I Jornadas de Psicología y Pedagogía Humanista de la ciudad de Reynosa, México. Allí he vivido junto a mi mujer Macarena momentos de caricias, de profundo reconocimiento tanto intelectual como afectivo y he sentido una profunda gratitud. Han sido momentos intensos donde el agradecimiento emergía como protagonista. Y eso me ha hecho reflexionar sobre lo que significa la gratitud.

Si es un paso necesario para resolver una relación, quiere decir que va a estar presente en nuestra vida de forma constante o no fluiremos en nuestras relaciones.

Agradecer es vincularse desde lo positivo a la vida, nos permite atraer lo que nos gusta, lo que valoramos tanto de dentro como de fuera de nosotros. Tan solo hacer consciente lo que tenemos en nuestra vida y darle su importancia desde la gratitud nos hará más ricos, más felices, más humanos.

Si seguimos ese ejercicio gestáltico para distinguir la figura del fondo o las técnicas de focusing, podremos ver con más nitidez e importancia lo realmente valioso que es lo que tenemos.

Algunos ejemplos pueden ilustrar esto que digo. Piensa en una relación cercana, algo o alguien a quien quieres e imagina que la pierdes. ¿Qué harías?, ¿Qué sentirías?, ¿Qué perderías con el fin de la relación? … Ahora concéntrate en apreciar lo que la relación te da, lo que te aporta en silencio y que por la costumbre has dejado de tener presente o de valorar lo que tienes.

Otro ejemplo claro es la salud. Es lo más importante que tenemos y casi nunca lo valoramos como se merece hasta que la perdemos. Si enfocas simplemente la maravilla que supone tener dos manos útiles, con sus dedos habilidosos, con su piel que nos trasmite el contacto con lo que nos rodea. Apreciar el prodigio de complejidad y la cantidad de cosas que tiene que funcionar perfectamente para que esas manos sean capaces de ofrecernos tanto. ¿No es para estar profundamente agradecido por tenerlas y que funcionen?

Desafortunadamente lo habitual es no darle su importancia y empezar a quejarnos cuando algo no funciona bien, incluso cuando tan sólo tenemos clavada una espinita y nos duele al contacto.

Es de bien nacido ser agradecido. Conectad con el agradecimiento y vuestra vida será más luminosa y feliz. Vuestras relaciones mejorarán si sentís y expresáis esa gratitud. Vuestro día a día cambiará para mejor. Por eso, cuando alguien os muestre su reconocimiento, os regale su compañía, os ofrezca una atención, llevaos vuestra mano derecha al corazón y simplemente decid: Gracias.

Espero que os guste este número de BONDING y lo difundáis entre vuestros amigos y colegas (animarles a suscribirse y así les llegará gratuitamente cada mes) y, ya sabéis que estamos permanentemente en www.bonding.es

Un abrazo a tod@s.

José Zurita

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies