Autoreparentalización. Teoría y procedimiento

01/11/2005

La autoreparentalización es un procedimiento para reestructurar y actualizar el estado Padre. Incluye teoría y procedimiento y hace referencia a la diferenciación de Berne entre la conducta del Padre y la conducta que procede del estado Padre. En mi práctica privada me he dado cuenta que esta diferenciación es a menudo importante, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento.

Reparentalización y el estado Padre del yo

Los estados Padres se toman prestados de las figuras parentales reproduciendo los sentimientos, conductas y respuestas de estas figuras. Tienen experiencia y son reales; puedes localizar su número de teléfono.

La conducta parental no es siempre desde el estado Padre, puede venir de cualquier otro estado y ser diferente para personas distintas. Berne lo aclaró con el siguiente ejemplo «El señalar con el dedo índice», puede ser una conducta parental, un adulto indicando o un niño acusando. Esta puede ser una razón del porqué los estados varían de una cultura a otra. La reparentalización más adecuada a menudo proviene de utilizar al Adulto como padre sustituto o ejecutor, determinando cuando y como la conducta del estado Padre es apropiada.

La acusación «Estas en tu Padre» que algunas personas hacen a otras que señalan con su dedo, no es una verdad universal. Berne de nuevo escribe que un terapeuta actuando como un Padre Nutritivo puede estar en el estado Niño «como un niño jugando a médicos».

Consecuentemente, creo que es útil para ambos terapeuta y paciente saber diferenciar entre utilizar alguna clase de conducta paternal (que puede venir de cualquiera de los estados del yo) y funcionar desde un único estado Padre «como su padre funcionó». El estado Padre es 1º una realidad biológica y 2º un transmisor de reglas y tradiciones que principalmente favorece la supervivencia y mejora de la especie humana, no es un niño o una niña jugando a ser papá. Este hecho ha sido reconocido por un cliente que hablando de la brutalidad de sus padres dijo «eran increíblemente horribles, pero alguna figura parental de mi cabeza debía haber hecho algo que estuviera bien, sino ahora estaría muerto.»

Racionalización para el autoreparentamiento

Creo firmemente que lo que esta bien en la cabeza necesita ser confirmado y utilizado apropiadamente. El OK del padre da al niño confort y refuerzo. Puede que no sea mucho pero aunque sea algo como «Mamá era una buena cocinera aunque estaba un poco loca» o «Papá me leía historias cuando era pequeña, aunque estuviera borracho». Los bebés no necesitan que los tiren por el desagüe del lavabo, los pacientes no necesitan eliminar a su padre para estar bien. Los pacientes están bien cuando aprenden a reparentalizar bien. Las antiguas figuras parentales en el estado Padre al ser figuras históricas no se pueden actualizar pero a través del proceso de autoreparentalización el estado del yo se puede reestructurar. Cuando la gente aprende a reparentalizar bien han desarrollado un Nuevo estado Padre que en este proceso incluye los Padres antiguos. Sabiendo que había algo que estaba bien en sus padres naturales se acelera la autoreparentalización y re-educación del niño.

El procedimiento se llama autoreparentalización porque cada cliente independientemente decide cual nuevo estado Padre del yo será el que funcione. Cuando comienza el tratamiento es normal que los clientes hablen de sus padres como si los estuvieran viendo a través de un cristal rosa. Es natural, una vez fueron niños y los niños que esperan que llegue Santa Claus esperan tener unos padres perfectos. Cuando el Adulto está funcionando y reconoce la humanidad de todo el mundo hace que desaparezca esa ilusión.

«Los niños empiezan amando a sus padres, después los juzgan y algunas veces los perdonan». Durante el proceso de autoreparentalización los clientes a menudo comienzan a juzgar a sus padres (sino lo han hecho antes). Hacen este proceso desde su Niño, algunas veces con ayuda de técnicas de gestalt y lo analizan desde su Adulto utilizando varias técnicas. Eventualmente los clientes perdonan y vuelven a amar a sus padres porque comprenden cómo ocurrió, mantienen lo que estaba bien y rechazan lo que no estaba bien en su Nuevo Padre.

Autoreparentalización y reparentalización regresiva.

Durante el proceso de autoreparentalización es el Adulto el que actúa aunque se utilicen técnicas de regresión al niño. Esto es muy diferente del proceso de reparentalización de los Shicff. En su modalidad los padres históricos son excluidos del estado Padre del yo y el terapeuta se convierte en el Nuevo Padre, enviando mejores mensajes al Niño que los que le enviaron sus padres originales. Esto puede ser muy útil, la dificultad que puede aparecer, es si los problemas sin resolver del terapeuta se incorporan al Nuevo Padre del cliente.

En la autoreparentalización los padres naturales se reorganizan y se aceptan por lo que fueron. Ellos, como todos los padres, tuvieron algunas conductas criticables y otras nutritivas, algunas conductas adultas racionales y otras del niño libre o del adaptado. Como la frecuencia e intensidad apropiadas varía de una persona a otra, el Nuevo Padre es creado por el Adulto para nivelar las características negativas, pero no para eliminar a los padres anteriores, que no fueron perfectos. Utilizando al Adulto como ejecutor de la acción se puede utilizar efectuar un divorcio amigable, como se recomienda en «Juegos en los que participamos» en lugar de un divorcio hostil.

Diagnostico del estado Padre del yo.

Los estados del yo se pueden diagnosticar de cuatro maneras, conductual, social, histórica y fenomenológicamente. La utilización del Egograma de Dusay es efectiva para el diagnóstico conductual y social y para cambiar la conducta parental. Berne dice que el diagnóstico histórico también se necesita, sin él la nueva conducta puede ser una nueva máscara, una adaptación que el niño adopta para complacer a los otros mas que reestructurar su estado Padre del yo.

El diagnóstico histórico se puede empezar de muchas maneras, incluyendo como preguntaba Berne «Cuál de tus padres…» seguido por algo específico como «te pegó con rabia incontrolada como tú has dicho que pegaste a tu hijo la semana pasada», o se puede empezar con una pregunta como «¿Alguno de tus padres actúo, como tú lo estás haciendo para conseguir que obedecieras?. Si el paciente dice ninguno de mis padres lo hizo, pero yo lo hago, la conducta no es del estado Padre, probablemente es del Niño. En el primer ejemplo podría ser el niño jugando a un padre brutal.

Si la gente es consciente que cuando están en su estado Padre utilizan una conducta de sus figuras parentales que incorporaron en su infancia, entonces pueden elegir, cuándo, cómo y con quién utilizar esa conducta. Cuando son conscientes de que su conducta paternal puede venir de su Niño o de su Adulto también pueden decidir si utilizarla o no. «El niño y el padre» son distintas personalidades, cada una con una completa organización, no tienen por que ser necesariamente opuesto, son simplemente inconsistentes en muchos aspectos con ellos.

Cuando una persona desarrolla un Nuevo Padre en esencia imagina que esta reduciendo el tamaño de los padres que tenía en su estado Padre para que un Nuevo Padre ocupe su lugar y reemplace a los antiguos. El Nuevo Padre tendrá cualidades positivas elegidas por el Adulto para nivelar las cualidades negativas que sus padres antiguos incorporaron. Este proceso puede conceptualizarse como muestra la siguiente figura.

2005-11-01

Todos los estados del yo están sujetos a cambios y mucha gente sin saberlo incorpora figuras parentales significantes a través de sus vidas. Estas pueden formar parte de su Nuevo Padre

La necesidad de un nuevo padre

Todo el mundo puede necesitar leche, y no todo el mundo necesita un nuevo Padre. Una técnica rápida para descubrir si sería apropiado un nuevo Padre es hacerse las siguientes preguntas

– Di 5 palabras que describan a tu padre, tal y cómo tú la percibías cuando eras un niño

– Di 5 palabras que describan a tu madre, tal y como tu la percibías cuando eras un niño.

¿Tuviste otras figuras parentales significantes que te cuidaran cuando eras pequeño? ¿Quiénes fueron? Di 5 palabras que describan como los percibías cuando eras un niño.

La tercera pregunta es necesaria para determinar cuántas personas están el estado Padre y cómo son percibidas por la persona que efectúa la autoreparentalización.

Sí los adjetivos seleccionados son positivos, el cliente exhibirá estas mismas características positivas en su estado Padre del yo y no necesitará un nuevo Padre. Si son negativas las características, también las exhibirá y es entonces cuando necesitará un nuevo Padre. La mayoría de las personas tienen una mezcla de características positivas y negativas en su estado Padre. Estas características se pueden diferenciar y separar de manera que las positivas se utilicen conscientemente y las negativas sean niveladas por el nuevo y potente Padre. Los adjetivos que se utilizaron en un principio pueden ser vistos mas tarde como distorsiones y esto se puede verificar durante el proceso de descontaminación.

Prejuicio por ejemplo esta menudo asociado con el estado Padre. En un nivel social puede aparecer de esa manera pero en realidad puede proceder del Niño, con el diagnóstico histórico el estado del yo donde se ha originado y la razón para ese prejuicio se hace clara.

Ejemplo práctico.

Bill es un ingeniero que trabaja con un grupo de científicos de diferentes razas y a menudo aparece su prejuicio contra gentes de otras razas. Él protestaba y utilizaba técnicas de distanciamiento hacia los otros. Lo enviaron a un tratamiento para descubrir cual era su problema. Como quería conservar su trabajo estuvo de acuerdo en efectuar un contrato par descontaminar sus estados del yo y descubrir cual de los estados del yo utilizaba la conducta y porqué. En dos sesiones de diagnostico histórico Bill decidió que era su Niño actuando «como si fuera su padre». Según Bill sus padres eran bondadosos, sin demandas y aparentemente sin prejuicios. (Esto nos lo confirmó su hermano que trabajaba sin problemas con personas de otras razas)Bill tomó en su infancia la decisión de actuar como un padre mandón, porque cuando era un niño pequeño había sido el mayor en un vecindario de muchas razas y fue capaz de soportarlo.

Cuando Bill descubrió que su conducta de prejuicio era una contaminación de la experiencia de su infancia, efectuó una redecisión. Utilizaría su estado Padre y sería bondadoso como fueron sus padres reales en lugar de ser un niño fanfarrón. Osea que su Niño fanfarrón pudo ser restringido por su Adulto y disfrutaría acercándose a gente de otras razas.

La necesidad de un nuevo padre

El razonamiento para el desarrollo de un Nuevo Padre como parte del antiguo estado Padre está basado en la creencia de que el Nuevo Padre puede nivelar las partes negativas del antiguo. Estos antiguos Padres que interfieren con el crecimiento hacia la autonomía incluyen Padres hiperactivos, sobreprotectores, inconsistentes, conflictivos, ausentes, superorganizados y supernecesitados

Los Padres hipercríticos, dicen cosas como «eres un estúpido, nunca llegarás a nada» o «alguna vez podrás hacer algo bien» o » vete y piérdete». Cuando en su estado Padre una persona que ha tenido padres hipercríticos utiliza estas mismas palabras de una manera verbal o no verbal, la transacción será ulterior. Cuando desde su estado Niño, escuche a su Padre, como si se tratara de un ventrículo, oirá decir cosas como «no lo conseguiré, creo que me estoy volviendo estúpido» o «lo siento pero no lo entiendo» o «estoy perdido».

Los Padres hiperprotectores dicen cosas como «te llevaré siempre que llueva» «ya te lo hago yo» «no te preocupes ya me ocupo yo de todo» «dime si esos niños te molestan». Cuando desde el estado Padre una persona que haya tenido unos padres hiperprotectores actúe lo hará empalagosamente hacia los otros adultos o hacia los niños, mientras que cuando actúe desde su estado Niño actuará como un niño dependiente siempre necesitado de protección y cuidados.

Los Padres inconsistentes, hoy dicen una cosa y mañana otra diferente. El martes pueden decir «lo siento debes llegar a casa a tu hora» y el miércoles «no me importa lo que hagas, simplemente déjame solo». Una persona con unos padres inconsistentes cuando actúe desde su estado Padre lo hará de una manera similar, vacilante y los otros adultos lo verán como falso. Cuando actúe desde su estado Niño se sentirán inseguros y frecuentemente contrastaran con otros buscando signos no verbales que les indiquen donde está la otra persona en ese momento en particular.

Los padres conflictivos, discuten en casi todos los temas, la discusión puede ser a gritos o incluso con reproches o calmada, racional, cruel o divertida. Los problemas pueden aparecer por cuestiones de trabajo, educación, dinero, lujos, sexo, como educar a los niños etc. Cada padre toma una postura opuesta al otro como «trabaja hasta que te mueras» «No trabajes deja que alguien te ayude», Las personas con padres conflictivos a menudo tienen una batalla interna con su estado Padre. Ellos actuarán hacia los demás primero como un padre y después como el otro. A menudo buscarán pelea, como sus padres lo hacían. Desde su estado Niño se sentirán asustados por los gritos y tenderán a retirarse cuando se acerquen a un conflicto.

Los padres ausentes, son aquellos que están lejos de casa mucho tiempo o que cuando están no comparten sus sentimientos ni sus ideas, se aíslan en un determinado cuarto o en una actividad determinada y exclaman ¡no me molestes estoy ocupado! O actúan como un profesor distraído, olvidándose de los cumpleaños y otras ocasiones especiales. La gente que tiene padres ausentes actuará de manera distante cuando lo hagan desde su estado Padre, y cuando actúen desde su estado Niño aparecerán como amigables pero inseguros. Buscarán que actúe como un padre ausente, pero con la duda de que esto pueda ocurrir.

Los padres superorganizados, lo procesan todo, no se muestran a menudo como niños impulsivos, no critican, ni tampoco actúan como padres nutritivos. Las personas con este tipo de padres desde su estado Padre actuarán de una manera superorganizada y esperan que los demás actúen de la misma manera. Cuando se encuentran en el estado Niño, normalmente buscan pelea, o se muestran indiferentes o de acuerdo con las organizaciones en general y hacia la gente organizada en particular.

Los padres sobrenecesitados, continuamente esperan ser bebés y que les cuiden o esperan ser alentados y que les hagan felices o esperan ser criticados y perdonados. Estos padres a menudo manipulan a sus niños para que tomen el rol de padres en la casa. Las personas que han tenido este tipo de padres, cuando están en su estado Padre expresaran emociones y necesidades similares. Cuando estén en su estado Niño actuarán de una manera paternal, tal como fueron educados en su infancia y eligirán una esposa a la que cuidar y un trabajo en el cual cuiden a los demás.

Excepto en raras ocasiones, la gente rompe esta relación con sus padres y consecuentemente con su estado Padre de una manera mejor o peor. Por lo que crean un nuevo Padre adicional para su estado Padre que les parece razonable. El Nuevo Padre no sustituye al antiguo, transforma el estado Padre del yo. Las personas suelen tener distintas combinaciones de figuras parentales, por lo tanto su estado Padre antes y después de la reparentalización puede ser como aparecen en las siguientes figuras.

2005-11-02

El desarrollo del nuevo Padre cuidadosamente diseñado por el Adulto incrementa las opciones que una persona tiene en su estado Padre. El desarrollo de un nuevo Padre no tiene que ser necesariamente el mismo que desarrolla una conducta parental, porque una conducta parental puede ser desde cualquiera de los tres estados.

Se pueden utilizar muchas técnicas de Análisis Transaccional para cambiar una conducta parental, por ejemplo el Egograma combinado con contratos de cambio, pueden ser especialmente valioso para una persona que quiere incrementar la conducta nutritiva de su Padre. Esta nueva conducta parental puede sin saberlo contribuir a la formación de un nuevo Padre, aunque en algunos casos la nueva conducta puede ser simplemente un Niño complaciendo a su terapeuta o al grupo. En otras ocasiones puede ser el nuevo Adulto informando.

Los padres naturales en el estado Padre del yo son como fueron y consisten en figuras históricas con nombres y apellidos y números de teléfono. El nuevo Padre que ha sido cuidadosamente diseñado por el Adulto y auxiliado por el Niño creativo, no necesita ser una figura histórica. Puede ser inteligente, amoroso, imaginativo, creado igual que se crean los caracteres de las novelas y de los dramas.

Los caracteres de las novelas a menudo tienen un valor real en la vida de una persona. Cuando los autores construyen esos caracteres incorporan ideas y experiencias a las novelas para crear los personales. El proceso que sigue una persona creando a su nuevo Padre es similar al que sigue un escritor creativo. Las ideas sobre el Nuevo Padre pueden proceder de muchas y diversas fuentes.

Procedimiento de autoreparentalización.

El procedimiento de autoreparentalización sigue unas etapas específicas, con el terapeuta actuando principalmente como facilitador. Las etapas son las siguientes:

1º. – Darse cuenta de la necesidad de un Nuevo Padre que compense, supla o nivele parte del antiguo. El darse cuenta aparece cuando las personas entran en contacto con la parte negativa de su infancia y los sentimientos negativos sobre ellos mismos o los otros, sus juegos, guiones, o conducta parental.

2º. – Diagnóstico histórico de cada figura parental, esto se hace como parte del trabajo que el paciente hace en casa, una lista detallada de las cosas positivas y negativas de cada padre. Ejercicios como los que aparecen en el libro Nacidos para triunfar, se pueden utilizar durante este proceso.

3º. – Formación sobre el tema de parentalización. Acudiendo a clases para Padres, o leyendo libros como «Entrenamiento efectivo para Padres» o «¿Qué hacemos con ellos ahora que los tenemos?» Y sobre todo observando a los padres reales en parques donde los niños estan protegidos, sobreprotegidos, ignorados, etc., también en jardines de infancia, supermercados, cines o cualquier lugar al que acuden los niños acompañados de sus padres. Observando a Adultos que actúan como Padres de otros Adultos y también es importante observar al terapeuta y a los miembros del grupo de terapia.

4º. – Dialogo interno entre el Adulto y el Niño de segundo orden. El propósito de esta etapa es descubrir que parte del estado Niño tiene necesidades. Estas necesidades a menudo son diferentes. Por ejemplo, el niño Natural puede necesitar ser nutrido, el Pequeños Profesor puede necesitar jugar a empujones, el Niño Adaptado puede necesitar permiso para dejar de escuchar cintas punitivas y explorar la sexualidad creativamente y disfrutar siendo un gourmet.

Debido a que cada uno de los estados del yo es único para cada persona, cada uno necesita cosas únicas. Por ejemplo una persona puede necesitar permiso para pensar, otro ser menos indulgente o más autoindulgente y otro ser más creativa.

5º.- Las técnicas regresivas a Niño, como las descritas por Berne, Stuntz, Schiff o James y Jongware o técnicas adoptadas por los movimientos de Gestalt pueden ser muy útiles en esta etapa. Fantasías o viajes de recuerdos, album de fotos… también se puede utilizar con el Niño. fenomenológicamente el diagnóstico del estado del yo puede ser un logro en esta situación y los límites de los estados del yo sé realinean

El adulto puede entonces hablar con su Niño interior en varias etapas de desarrollo. Puede preguntarle en que puede ayudarle, que puede ser perjudicial para el y escuchar las respuestas del Niño. Algunas respuestas serán del Niño adaptado aprendidas en la infancia otras serán del Pequeño Profesor y algunas serán sentimientos sin censura del Niño natural. Todo tiene su valor durante el proceso terapéutico, los clientes lo mismo que los terapeutas pueden aprender a potenciar las intervenciones entre el Padre y el Niño a darse permisos uno al otro y a protegerse si es necesario.

6º.- La Evaluación de los datos, el Adulto está ahora en la posición de evaluar los datos que se han recogido desde tres fuentes, el Padre, el Niño y los datos externos. El Padre antiguo es evaluado como inadecuado para cosas específicas y con la necesidad de ser apoyado o nivelado por el Nuevo Padre en cosas específicas.

7º.- Contratos y Práctica. En función de los datos el Adulto se compromete a ser un Padre sustituto para el Niño interno y a practicar la conducta específica del Padre que se ha decidido. Esto satisface al Niño quién por fin ve sus necesidades satisfechas.

8º.- Reconociendo al Nuevo Padre. Aunque la nueva conducta de Padre puede parecer no confortable, superficial cuando se practique al principio (lo mismo que aprender un idioma extranjero) con la practica comienza a ser automática.

Ejemplo

Aunque mi madre y mi padre fueron unos padres responsables de muchas maneras, no puedo recordar si ellos me preguntaron alguna vez como me sentía (probablemente me contaron como pensaban ellos que debía de sentirme) No recuerdo que me tocaran.

Hace algunos años decidí desde mi Adulto que estaban equivocados, al criar a los niños de esa manera. Seguramente mi Niño presionó a mi Adulto para que tomara esa decisión. Después de todo, los niños incluido el mío quieren que les pregunten como se siente y quieren que les toquen y les abracen. Así que empece a preguntar a la gente como se sentía y empecé a tocar a otras personas y a mis propios hijos mas, también empecé a buscar amigos que fueran cálidos y se tocaran y amigos interesantes intelectualmente.

Al principio de esta nueva experiencia de tocar era desagradable, pero según pasaba el tiempo empezó a funcionar automáticamente y a formar parte de mi Nuevo Padre en mi estado Padre del yo. Naturalmente esto le gustó a mi Niño y mi Adulto penso entonces y continua pensando que este es un mejor camino.

Resumen

En resumen una conducta parental puede venir desde cualquier estado del yo. Aunque cualquier estado puede ser utilizado por el cliente o el terapeuta, todos los estados del yo tienen un valor, incluido algunos padres del antiguo Padre. Esas partes del Padre no valoradas pueden mantenerse y la personalidad se puede reestructurar mediante el proceso de reparentalización.

Muriel James

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Mónica dice:

    hola! me han recomendado la terapia de reparentalización para reordenar mi sistema, como podria tomar esta terapia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies