Año nuevo…¿Era Nueva?

02/01/2013

José Zurita

José Zurita

Una vez que ya hemos pasado la fecha del anunciado “Fin del Mundo” del 21 de diciembre de 2012, viendo que el mundo no se acaba, entendemos que lo que se está acabando es el mundo tal y como lo conocíamos hasta ahora. 

Un cambio de ciclo o de era. Lo que está claro es que las claves de funcionamiento están desapareciendo y que el futuro no va a ser una mera continuidad del pasado-presente como hasta ahora. Nos toca reinventarnos.

Siguiendo un enfoque sistémico, nos cuesta mucho cambiar porque estamos dentro de un sistema que se resiste a cambiar. Una relación de pareja es un sistema. Una familia, un equipo de trabajo, un grupo de amigos, un país, e incluso un individuo también es un sistema formado por un montón de elementos.

Todo sistema como principio de supervivencia, busca la estabilidad para su correcto funcionamiento. Cualquier intento de modificación por parte de algún elemento que lo forma se encontrará con una fuerza contraria al cambio, para asegurar la estabilidad de propio sistema.

En estos momentos inciertos lo que está claro es que el “Sistema” se está resquebrajando. Nuestra sociedad cambia, pero no sabemos cómo se estabilizará o dónde acabará. Lo único que sabemos es que no va a ser igual que era, ya que ha quedado demostrado que este sistema ya no funciona. Ahora es el momento de ponernos en marcha. Cambiar yo para que el entorno cambie.

Lo más difícil del cambio es superar esas resistencias, y ellas ahora son más ligeras por el cambio general, si el sistema está cambiando las fuerzas que lo defienden no están tan operativas. Ahora es el momento. ¡Adelante!

Vale. Cambiar yo, pero…¿hacia dónde voy? Eso lo tendrá que decidir cada uno, por supuesto. Parece que lo que nos espera en esta nueva era es un camino hacia la espiritualidad. Para algunos ésta es una senda fácil y conocida, pero para la gran mayoría es algo desconocido, poco accesible e incluso puede generar miedo. Los iniciados ya están en marcha en su camino hacia la espiritualidad y no necesitan demasiadas explicaciones.

Voy a marcar algunos pasos para todos los demás. Pequeños actos que faciliten el inicio del cambio, o mejor pequeños cambios que faciliten el inicio del camino:

  • Sé honesto contigo mismo, no te engañes ni engañes a los demás. Eres como eres y si no te gustas cambia, pero no te mientas.
  • Comparte con los demás lo que tienes, lo que sabes, lo que anhelas, lo que sientes y lo que eres. Ofrece lo que ya no necesites a quien pueda necesitarlo. Serás más rico y los demás también.
  • Conéctate. No te aísles. Aumenta el tiempo de relación honesta y profunda con los demás. Haz nuevos amigos. Recupera algunos de los que se quedaron por el camino.
  • Confía en ti, el los demás y en el mundo. Asume que tus intentos por controlarlo todo son un fracaso, la alternativa sana es la confianza. Practícala.
  • Reorganiza tu tiempo. Deja un poco para divertirte. Solo o, mejor en compañía, disfruta con actividades que te llenen y te hagan sonreír.
  • Cuida el amor de tu vida. A tu pareja. A tus amigos. A tus hijos y nietos. A tus padres y hermanos. Cuídate a ti. Merece la pena ese esfuerzo en mejorar la calidad del amor que nos conecta con los demás.
  • Profundiza en lo que hagas. Nunca dejes de aprender. No te conformes con lo que ya has logrado. No te pares. Busca más. El movimiento te da vida.
  • Haz las cosas lo mejor posible. Pon tu corazón en cada acto que realices. Las cosas hechas con amor son mejores y dan mucha más felicidad.
  • Despréndete de los pensamientos negativos y catastrofistas. Anúlalos. Tienes poder para hacerlo. Confía en ti y deshazte de ellos. Cambia a una forma positiva de pensar. Ríete. Contagia tu alegría a tu entorno. Busca el lado positivo de las cosas y dale más importancia que al resto. Te sentará bien.
  • Haz buenas obras. Ofrece regalos inesperados, incluso a gente que no conozcas. Dales una alegría.
  • Date el permiso para crear. Escribe, pinta, esculpe, haz música. Deja que salga tu creatividad sin prejuzgarla.
  • Obsérvate y conócete a ti mismo. Con tranquilidad y sin criticarte negativamente, deja que se muestre ante ti tu verdadero yo. Y si hay algo que no te gusta, cámbialo. Pero antes disfruta de lo que te gusta de ti y compártelo.
  • Haz memoria. Acuérdate de las personas que te han ayudado, que han sido importantes para que tu vida fuera mejor y dales las gracias. Escríbeles un mail o una carta de agradecimiento. Muéstrales tu gratitud. Te sentirás mucho mejor.
  • Piensa en la persona a quien más quieres y cómprale flores. Dile lo que sientes.
  • Sigue tu instinto. Confía en tu sabiduría interior. No te dejes vencer por ese Padre Crítico Negativo que todo lo ve mal. Échale de tu vida y deja que salga todo tu potencial. Cree en ti.
  • Vive el presente. No hay otro momento para vivir. Disfruta por el camino. Cada momento es único, no lo dejes pasar. Actívate. Sal rápidamente de lo que sientas que es pasivo y cámbialo por activo.
  • Cuida tu cuerpo. Come sano. Haz ejercicio. Duerme bien y equilibra tus ritmos. Haz el amor.
  • Aprende a amar tu trabajo. Haz con amor cada cosa que hagas. Busca la forma de disfrutarla. Haz que el tiempo vuele. Que nada sea una carga.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer, que te harán sentirte mejor. Son pasos que te acercan a ti, al otro y al mundo. Pasos que te aproximan a la siguiente etapa de cambio, que tiene que ver con la espiritualidad. Ya estás más cerca. Inicia con buen pie y mejor ánimo esta nueva era.

Espero que os guste este número de BONDING y lo difundáis entre vuestros amigos y colegas (animarles a suscribirse y así les llegará gratuitamente cada mes) y, ya sabéis que estamos permanentemente en www.bonding.es

Un abrazo a tod@s.

José Zurita

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies