Ahora sé que puedo cambiar y crecer

01/04/2014

Carles Vila

El máster de Galene con TODOS sus profesores forma parte de esta segunda categoría. La experiencia del máster me acompañará toda la vida. Para mi fue una vivencia que no olvidaré nunca. Cuando quiero explicarlo lo que me sale es: hay que vivirlo.

No hay palabras que puedan explicar lo que se aprende y se integra en este proyecto iniciado y desarrollado con tanto mimo y tanto amor hace ya bastantes años por Pepe Zurita y Macarena Chías. Pepe Zurita y Macarena Chías son visionarios. Lo que me inspira Ferrán Adrià en la gastronomía me lo inspiran este genial matrimonio profesional/personal en la psicoterapia y en la vida. El máster de Galene es un proyecto que funciona, que no tiene nada que ver con lo que yo he estudiado en otros lugares (y eso que he estudiado en muchas universidades célebres de España y Estados Unidos). Lo que he recibido en el máster de Galene es mucho, muchísimo más de lo que yo leí en el tríptico informativo. Lo que ofrece este máster no se puede explicar en un folleto, porque nadie lo creería. Porque parecería exagerado o cursi. Pero yo sí puedo hablar desde mi punto de vista. Y desde mí experiencia se lo recomiendo a todo el mundo, psicólogos y no psicólogos. Fue una experiencia educativa y personal que simplemente hay que vivirla. Lo que me llevé en dos años de curso fue: Aprender psicoterapia y counselling primero aprendiendo a amar. A amarme a mí mismo y a los demás como forma de vida. La coherencia como forma de vivir. La honestidad como principio. Y junto a todo eso una diversidad bien elegida de contenidos teórico-prácticos fundamentales de la psicoterapia y el counselling impartidos por los mejores profesionales.

Tengo 40 años recién cumplidos, dos hijos, una mujer con la que llevo trece años compartiendo la vida y unos veinte años de carrera profesional “exitosa” en el cine y la televisión como director de series, mini-series, spots publicitarios etc. Hace unos años llegué a Galene bloqueado por la insatisfacción que me producía mi trabajo en la televisión. No me atrevía a compartir esa insatisfacción con nadie porque creía que nadie me hubiera comprendido. -¿No eres feliz dirigiendo a actores famosos y series famosas?-. Pues extrañamente no, no me sentía feliz porque elegí esa profesión por motivos equivocados. Ahora lo sé. Además es una profesión, la televisión, que me exigía vivir a un ritmo incoherente conmigo mismo.

Pero la simple idea de renunciar a mi labrada trayectoria como director de televisión me parecía entonces una locura. -¡A estas alturas de tu vida!¿Cambiar de trabajo?¡Si en todos los trabajos se duerme poco y se va con prisas!¿Y cómo se lo piensas contar a tu familia y amigos?- En ese momento sólo me atreví a compartir mi inquietud con mi mujer. Yo sabía desde hacía tiempo que ser director de cine había sido una decisión temprana para huir de miedos profundos míos y refugiarme en un mundo idealizado. Nunca fue una decisión honesta. Y así llegué a Galene, como paciente, para resolver eso que no me dejaba vivir. Cada vez que salía de Galene como paciente me llevaba conmigo uno de los trípticos del Máster. Me pasé un año coleccionando el mismo folleto del Máster. Me decía a mí mismo, -“qué interesante, pero no tengo el dinero ahora para pagarlo, y además, yo soy director de cine, ¿ahora quieres ser terapeuta?”-.

Me atraía la psicoterapia porque en ella veía aquello que siempre he anhelado desde niño y desde adulto, pero que hasta hoy no sabía dónde ni cómo encontrarlo (en mi casa no lo encontré como yo lo hubiera necesitado): el respeto y el reconocimiento del ritmo individual. Me atraía lo maravilloso que puede ser acompañar a una persona a sanarse respetando su ritmo, dejando que la confianza y el amor ayuden a cicatrizar las heridas emocionales y a reconstruir la autoestima para dejar de sobrevivir y empezar a vivir. A estar en contacto con las personas, su dolor, su alegría, su crecimiento, y aquellas emociones que no se nos permite expresar en la sociedad.

Un día decidí transgredir las leyes de mi propia vida. Confiando en mí. Desafiando a mis voces juiciosas, desconfiadas, mis sentimientos de vergüenza, de culpa que invadían mi cabeza con insistencia (para impedirme cambiar) decidí atreverme a hacer un paso en el vacío. No quería seguir huyendo hacia adelante. Y elegí dejar de huir y apostar por mí. Decidí parar. Me apunté al máster.

Yo anticipaba un máster tradicional, donde se empolla mucho  y se toman muchos apuntes. Mucha psicología y poco sentimiento. Y la idea de que fuera así me parecía genial. Pero me encontré con lo contrario. Mucha emoción, mucha sabiduría… y mucha psicología. Nunca he aprendido tanto y estudiado tan poco. Que nadie me malinterprete. Hablo de estudiar libros y libros con los codos en la mesa como hice en la Universidad y el colegio. Esa manera de estudiar de-toda-la-vida. Quedaros con lo primero: NUNCA HE APRENDIDO TANTO. Lo que recordamos a través de la emoción no se olvida. En Galene me enseñaron a aprender con la emoción. Podemos olvidar una lección de Historia pero nadie olvida el primer beso. El máster es un recorrido de autoexploración, emocional, vivencial. El diseño del máster es muy accesible, al ser semi-presencial se adaptó perfectamente a mi horario y el encuentro con mis compañeros en los talleres presenciales era un premio. Conocí a personas estupendas con las mismas ganas de vivir desde el Amor y la coherencia. Los llevo siempre en mi corazón. El máster culminó en la exposición de la tesina final, las prácticas con pacientes reales donde integras todo lo aprendido, y el examen final que es un taller de fin de semana en el que cada alumno trabaja con un paciente asignado. La experiencia total es profunda y completa. Todo está hecho con mimo y atención, supervisado siempre por los chefs de alta cocina Pepe y Maca.

Así que hace un tiempo yo era director de cine y televisión con una “exitosa” trayectoria profesional, hoy soy terapeuta, Counsellor Humanista Integrativo y quiero ahora estudiar Psicología. Desde que terminé el máster de Galene, ahora hace un año, tengo seis pacientes que han ido viniendo a mí recomendados por mis primeros pacientes. Cuando acompaño a mis pacientes en su dolor, en sus procesos de cambio me siento con una profunda confianza en mis recursos. Disfruto y soy feliz porque creo en el cambio y confío en la capacidad de cada uno para descubrir lo que necesita para ser feliz. Me llena estar haciendo una labor para mí tan importante y honesta. La estructura de conocimientos, la inspiración, la integración de esa inspiración y la confianza se materializaron en el máster, sin duda.

Estaré siempre agradecido por lo que me habéis enseñado en Galene. Por la calidad humana y profesional de todo el equipo. Por el ambiente de compañerismo y confianza que generáis desde que entras en el Instituto. Es difícil de explicar con palabras porque hay que vivirlo. Insisto, nunca había estudiado tan poco, en el sentido estrictamente académico, y aprendido tanto y disfrutado tanto. Este es el modelo de enseñanza y aprendizaje que deseo para mis hijos, porque cuando la enseñanza se imparte con Amor (y humor) los contenidos no hace falta memorizarlos.

Agradezco a Pepe y a Maca por haber creado un espacio de amor y creatividad. Agradezco a todos los que trabajan en Galene, uno a uno la preciosa labor que hacéis. También doy las gracias a la vida por haber coincidido con mis compañeros/as que casualmente eligieron apuntarse en la misma promoción que yo. Qué suerte haberos conocido. Desde aquí veo un futuro lleno de posibilidades. Hoy soy más Yo. Llevo siendo más Yo desde que entré en Galene por primera vez hace cuatro años, me reinventé con el máster y ahora sé que puedo cambiar y crecer, hacer con miedo lo que antes no hacía por miedo.

Carlos Vila

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies